Agencias

Ciudad de México.- Tras una reunión de más de dos horas entre el presidente Andrés Manuel López Obrador y los cerca de 50 empresarios más importantes del país que conforman el Consejo Mexicano  de Negocios (CMN), los representantes del sector privado aseguraron que el Ejecutivo les prometió que no habrá alza de impuestos.

Al salir el presidente aseguró que se llegó a muy buen puerto y que no hubo desacuerdos, y aseguró que en la segunda mitad de su sexenio no subirá los impuestos ni promoverá alguna reforma que afecte las inversiones del sector privado del país.

Admitió que “no se puede desarrollar el país sólo con inversión pública”, y anunció que se acordó un tercer paquete de proyectos de infraestructura que pronto se dará a conocer en Palacio Nacional. Los dos anteriores suman 525 mil millones de pesos en 68 proyectos.

Por separado, los empresarios ratificaron su deseo de invertir en el país y de lograr que se dé una pronta recuperación de la economía.

El presidente del CMN, Antonio Del Valle Perochena, consideró que “fue una reunión positiva donde hubo una conversación franca y abierta hubo muchas preguntas y el presidente las contesto todas”.

Con respecto a la reforma fiscal comentó: “El presidente está en lo mismo dice que no debe de haber incremento de impuestos que están pensando en si modificar las leyes y la regulación fiscal pero pensada en el pequeño contribuyente en cómo aligerar la carga de los trámites a los pequeños contribuyentes y es lo que está trabajando la Secretaría de Hacienda según entiendo, no conocemos mayores detalles pero están avanzando en ese sentido”.

Afirmó que no le pidieron nada al presidente, pero presentaron sus inquietudes: “es trabajar siempre nuestro objetivo primordial es sí invertir pero para crear valor generar empleos bien remunerados”.

Agregó que el sector privado solamente quiere tranquilidad “que nos dejen hacer las cosas y que nos da esa tranquilidad, unas finanzas públicas sanas y una macroeconomía sana como la que tiene ahora en México”.

Comentó que México tiene finanzas públicas sanas tiene un tipo de cambio estable, una inflación de un dígito, entre otras cosas que generan  buenas condiciones para atraer inversiones.

Sobre el tema energético aseveró: “No hay ningún punto de quiebre definitivamente no lo hay por supuesto que como en todo puede haber diferencias en los objetivos que tiene el gobierno federal en el sector energético. Sin embargo coincidimos… en que hay que fortalecer a Pemex y fortalecer a CFE”.

Carlos Slim Domit, de Grupo Carso, dijo: “hablamos de todo. Muy fructífera la reunión”.

El presidente del consejo de Kimberly Clark de México, Claudio X. González, aseguró que a los empresarios “nos fue bien”.

Sobre la reforma fiscal aseveró que el presidente les aseguró que “será una reforma que facilite el pago y que no habrá incremento vamos a ver”.

Además de que les dijo que el tercer paquete de inversión público-privada en infraestructura “está a punto de soltarlo”.

Consideró que en general durante la reunión el punto central fue “esencialmente del entorno  y sobre todo cómo se puede lograr más inversión”.

EZM