Redacción

México.- Andrés Manuel López Obrador, anunció en su conferencia de prensa matutina que realizará una visita a Chihuahua, anticipando que no se reunirá con el gobernador del estado, debido a que no hay una buena relación.

Visitará Chihuahua para inaugurar obras en Ciudad Juárez, sin embargo aseguró que durante su visita y actos a realizar en el estado, no se extendió una invitación al Gobierno del Estado.

“No es buena la relación, entonces no tiene ahora caso que se dé esta reunión porque nos han ofendido y lo que considero más delicado se está poniendo en riesgo la buena relación que tenemos con el gobierno de Estados Unidos y no queremos nosotros que haya represalias por no cumplir con un convenio”, declaró.

El Gobierno Federal ha estado al tanto de la situación de las aguas en Chihuahua, pues podría no cumplirse con el convenio de 1944 con Estados Unidos para la repartición de aguas de los ríos de la frontera.

El mandatario federal aseguró que las autoridades de Chihuahua han interpuesto sus intereses políticos, debido al próximo proceso electoral, ante el cumplimiento con Estados Unidos de la entrega de agua.

“Esto no lo entendieron las autoridades de Chihuahua y se puso por delante el interés partidista porque vienen elecciones en Chihuahua, y quisieron agarrar esto de bandera para sacar raja electoral, raja política, no tiene caso ahora tener este encuentro”, puntualizó.

López Obrador se tomó la libertad de no invitar a las autoridades del estado de Chihuahua, pues considera que pueden tomar ventaja de su presencia ante una problemática que ellos causaron.

“No estoy invitando autoridades y mucho menos actores políticos porque existe en Chihuahua una situación muy especial con relación a lo del agua, como las autoridades de Chihuahua, algunos grupos y partidos decidieron no apoyar para cumplir el convenio que se tiene con Estados Unidos para la entrega de agua, y pues no quiero verme envuelto en esta disputa y no quiero verme usado”, aseveró AMLO.

Con información de Debate