Fernando Velázquez

Guanajuato.- La falta de microcomponentes para la fabricación de autos podría impactar en sus ingresos hasta a 100 mil trabajadores de esta industria en Guanajuato, además de que ha derivado de que las agencias automotrices cuenten con un inventario promedio de solo el 30 por ciento.

Así lo dio a conocer el presidente de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) en el estado, Arturo González Palomino, quien recordó que la carencia de estos dispositivos ha llevado a las armadoras de General Motors y Toyota en el estado a realizar paros técnicos.

Refirió que estas pausas, aunadas a la reducción en la producción general en las plantas automotrices, han generado que algunas personas que laboran en ellas reciban solo la mitad de su sueldo, les hayan dado vacaciones adelantadas o incluso dejen de percibir sus ingresos por cada semana que la fábrica no esté en funcionamiento.

Lo preocupante, añadió, es que los fabricantes de microcomponentes como Toshiba y Cisco prevén que esta escasez se prolongue al menos durante 12 o 18 meses.

Esto significaría que no solo que los problemas de los trabajadores seguirían, sino también la falta de inventario en las agencias de autos, que en el caso de Guanajuato, no rebasa el 30 por ciento, según comentó González Palomino.

“Podríamos continuar con paros técnicos hasta 18 meses más, lo cual podría ser un impacto muy fuerte entre quienes colaboran en la industria automotriz, y nosotros como distribuidores de automotores también estamos preocupados porque no tenemos productos que vender, y si no vendemos no tenemos forma de mantener nuestras plantillas laborales”, dijo.

El Presidente de la AMDA en la entidad reconoció también que el panorama luce complicado si se considera que contar con una planta que fabrique estos microchips en Guanajuato sería una estrategia de largo plazo, pues requiere una inversión estimada de 9 mil millones de dólares y cerca de 10 años para que pueda poner ser puesta en marcha.

Aún falta para lograr el equilibrio económico, dice la Canacintra

A pesar de que hace unos meses inició el proceso de recuperación económica, Javier Lagunas, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), confirmó que ninguna de las empresas del sector ha logrado el punto de equilibrio financiero.

La desaceleración económica, complica aún más la operatividad y pone en riesgo la permanencia de talleres y empresas.

“Me preocupa que el proceso de reactivación está siendo como si fuera de desaceleración, aceleras y se frena, entonces no es un continuo de desarrollo, de estabilización… Ese es el gran problema porque las empresas no podemos estar con ‘arrancones’, las empresas la economía tiene que ir desarrollándose, sobre todo en las de manufactura, vamos produciendo como conforme el mercado lo va pidiendo”, dijo el presidente de la Canacintra al hablar de la lentitud en la reactivación económica.

Tras meses de inactividad que las empresas afiliadas al organismo hicieron para prevenir contagios por coronavirus, apenas el mes pasado registraron un leve incremento de entre el 10 y 15% en las ventas.

Durante la pandemia la Iniciativa Privada, agregó, no ha recibido ningún incentivo por parte del gobierno Federal, “los empresarios tuvieron que agotar sus ahorros y solicitar préstamos para continuar operaciones”.

Aún falta para lograr el equilibrio económico, dice la Canacintra

A pesar de que hace unos meses inició el proceso de recuperación económica, Javier Lagunas, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), confirmó que ninguna de las empresas del sector ha logrado el punto de equilibrio financiero.

La desaceleración económica, complica aún más la operatividad y pone en riesgo la permanencia de talleres y empresas.

“Me preocupa que el proceso de reactivación está siendo como si fuera de desaceleración, aceleras y se frena, entonces no es un continuo de desarrollo, de estabilización… Ese es el gran problema porque las empresas no podemos estar con ‘arrancones’, las empresas la economía tiene que ir desarrollándose, sobre todo en las de manufactura, vamos produciendo como conforme el mercado lo va pidiendo”, dijo el presidente de la Canacintra al hablar de la lentitud en la reactivación económica.

Tras meses de inactividad que las empresas afiliadas al organismo hicieron para prevenir contagios por coronavirus, apenas el mes pasado registraron un leve incremento de entre el 10 y 15% en las ventas.

Durante la pandemia la Iniciativa Privada, agregó, no ha recibido ningún incentivo por parte del gobierno Federal, “los empresarios tuvieron que agotar sus ahorros y solicitar préstamos para continuar operaciones”.

Te podría interesar: GM Silao entrará a su cuarto paro técnico del año… y no será el último

SZ