Nayeli García

Irapuato.- Aún con el alto riesgo de contagio de Covid-19, sí se llevarán a cabo las peregrinaciones en honor a la Virgen de Guadalupe del 30 de noviembre al 11 de diciembre, anunciaron autoridades eclesiásticas y municipales, pues señalaron que al final de cuentas la gente va a acudir y es una tradición que sólo dependerá de la ciudadanía no perderla.

Desde 1840 se han realizado las peregrinaciones a los templos en honor a la Virgen Morena en especial en el Templo de Guadalupe del Puente y en el Santuario de Guadalupe en donde se estima la llegada año con año de entre 130 a 140 peregrinaciones, de las cuales el 40 por ciento no se registran y ahora sí será obligatorio hacerlo, de lo contrario no podrán pasar a los recintos religiosos.

La directora de Salud Municipal, Rosa María Carmona Castro reconoció que este tipo de eventos son de alto riesgo de contagio, por lo que estará prohibido que acudan niños menores de dos años, personas de grupos vulnerables como mujeres embarazadas y adultos mayores o con enfermedades, y todos deberán de usar el cubrebocas, por lo que recomendó que esta tradición de llevar a los niños vestidos de ‘inditos’ y ‘marías’ no lo hagan.

Las peregrinaciones permitidas no podrán exceder a las 100 personas y los recorridos serán más cortos, pues al Templo del Puente saldrán de la Glorieta de Benito Juárez o del Mercado Irapuato hacia el templo y para el Santuario ubicado en el centro de la ciudad, será la salida de la Calzada Insurgentes, además de que sólo serán permitidas tres peregrinaciones por día a las 10, a las 5 de la tarde y 8 de la noche.

En los recorridos quedará prohibida la música, las danzas, el torito, los mariachis, los juegos artificiales, y las misas de preferencia se pide que las soliciten en cada una de las empresas, pero también se tendrá un acceso controlado, pues sólo durante las visitas, sólo será de entrada por salida.

El párroco Antonio Azpeitia negó que el realizar las peregrinaciones sea un acto de irresponsabilidad, pues por el contrario se sabe que la gente va acudir haya o no haya permisos, pues tanto el 11 y el 12 son días especiales para los mexicanos y en Irapuato acuden de diferentes partes de la región, por lo que se busca hacer todo de manera ordenada y con protocolos, por lo que cada ciudadano deberá de ser responsable de acatar las medidas sanitarias y evitar así los contagios de ellos mismos y sus seres queridos.

Toda peregrinación deberá de contar con el permiso de Tránsito Municipal y estar registrada en las parroquias, sino no se les permitirá la entrada.

AC