Fotos: Karla Silva

Karla Silva

Silao.- Ante la elevada cantidad de vehículos que atraviesan el camino que lleva de la avenida Álvaro Obregón Norte hacia el río Silao, en combinación con la temporada de lluvias, se ha generado un importante deterioro que pone en riesgo a los usuarios.

La terracería inicia en la zona de estacionamiento de las antiguas instalaciones de la feria, se conecta con las calles Honduras y Brasil de la colonia La Vía II y se divide a la altura del puente vehicular que atraviesa el río Silao.

La vialidad es altamente transitada debido a que es una vía corta hacia comunidades como El Coecillo, Santa Anita, La Yerbabuena, Franco entre otros, así como la conexión con la Carretera Federal 45, para evitar el intenso congestionamiento vehicular en las inmediaciones de la central de autobuses.

En los últimos días la cantidad de lodo y agujeros, así como la acumulación de agua ha sido evidente. Incluso desde bicicletas hasta tolvas deben maniobrar para evitar quedar atascados o sufrir un accidente.

Uno de los hoyos atraviesa de lado a lado la terracería ubicada a un costado del tramo asfaltado y ha causado averías a los conductores que sin percatarse, han caído en él.

Martín Hernández, quien es trabajador de la zona, comentó que ha sido testigo de varios accidentes principalmente entre los transeúntes, pues dijo “por aquí pasan caminando también las personas que trabajan en el parque industrial atrás del centro de verificación y que no quieren subirse a la carretera”.

Por lo anterior afectados hicieron un llamado a las autoridades para que a la brevedad emparejen el camino antes de que los daños por las precipitaciones pluviales sean más graves.