Jessica de la Cruz

León.- Hace aproximadamente un mes, Antonio ‘N’ salió del bar 518, ubicado en la zona de la Madero, reconoció que se encontraba en estado de ebriedad, pero no ahogado en alcohol, pues estaba consciente de lo que hacía.

Narró lo que recuerda: al salir del establecimiento tomó un taxi de los de color verde, le cobraba 200 pesos, ya que su casa se encuentra cerca de la salida a Lagos de Moreno; el taxista, de entre 40 y 50 años de edad, accedió a bajarle la tarifa hasta 150 pesos. Durante el viaje le ofreció una bebida a Antonio, una Caribe. El joven asegura que le dio tres tragos, ni siquiera se terminó la bebida, pero después de eso no recuerda nada.

Antonio salió del bar a las 01:30 horas del lunes, y esa noche no llegó a casa, ya que el taxista lo dejó en la calle al lado del Soriana ubicado en la colonia Satélite.

Cuando despertó, vio que lo habían dejado sin dinero, sin audífonos, sin ninguna de sus pertenencias, incluso una patrulla lo levantó y lo subió a la caja aproximadamente a las 07:00 de la mañana de ese lunes, los oficiales le preguntaron si quería ser llevado a interponer una demanda, pero Antonio ni siquiera podía ponerse de pie.

Recuerda que pidió 20 pesos a los policías para llegar en camión a su casa, porque el taxista le había quitado todas sus pertenencias, excepto el INE.

“El efecto me duró alrededor de dos días, hablaba muy lento y mi cuerpo lo sentía como dormido. En mis nubes sí recuerdo que la patrulla me levantó y me metieron a la camioneta, y después de 20 minutos comencé a despertar bien”, dijo Antonio.

Esta persona, de 33 años de edad, comentó que lo último que recuerda es que estaba consciente antes de tomarse esa Caribe, incluso cuando salió del bar, el taxista fue a recargar gasolina en una estación de servicio ubicada en el bulevar Mariano Escobedo, muy cerca del Panteón San Nicolás. Dijo haberse extrañado de que el conductor eligiera esa ruta, porque iba en otro rumbo distinto al de su casa.

Cuando despertó recuerda que tenía rasguños en la cara, sus puños estaban rojos, la ropa tenía sangre y estaba completamente sucio, pero no recuerda nada.

“La droga que están usando es buena (efectiva) y te duerme rápido, la Caribe yo no me la acabé (…)”, agregó.

Modus operandi

El caso de Antonio se suma a un modus operandi que han vivido al menos otras tres personas más, e hicieron una publicación en las redes sociales de Facebook. El 8 de abril otra persona comentó que al salir de un bar en la zona centro tomó un taxi verde, que también le ofreció una bebida y tiempo más tarde estaba en un lote baldío, golpeado y sin pertenencias.

Otro de los testimonios que también compartieron su experiencia en Facebook comentó que él sí llegó a su casa, pero no sabe cómo, pero tenía la cara ensangrentada y estaba drogado.

Una persona más, también del sexo masculino, externó que al salir del bar Hart el taxista le ofreció una bebida y amaneció en la calle en el barrio del Coecillo.

Exigirán familiares justicia por muerte de Brandon

Familiares y amigos de Brandon Velázquez, el joven que subió a un taxi en la calle Madero y fue encontrado sin vida en la carretera León – Silao (presuntamente atropellado) anunciaron que saldrán a manifestare este miércoles desde el Arco de la Calzada, hasta llegar a la Presidencia municipal.

Hasta ahora, la información que ha sido difundida a través de redes sociales es que el miércoles en punto de las 14:00 horas desde el Arco de la Calzada a la presidencia municipal, saldrán a manifestarse para exigir justicia por la muerte de Brandon Velázquez, quien desapreció el pasado jueves 6 de mayo, al salir de un bar de la calle Madero (Étnico), tomó un taxi en color verde y horas más tarde lo encontraron sin vida, fue atropellado en la carretera León – Silao.

EZM