Staff Correo

Guanajuato.- La organización de defensa de los derechos humanos Front Line Defenders dio a conocer un comunicado en el que expresaba su preocupación ante el caso de Javier Barajas Piña, integrante de la Comisión Estatal de Búsqueda de Personas Desaparecidas, quien fue asesinado el pasado 30 de mayo en Salvatierra.

En el documento, dan a conocer la preocupante situación que viven los familiares, colectivos y organizaciones de derechos humanos en búsqueda de personas desaparecidas en Guanajuato ante el aumento de violencia y agresiones en su contra. Además, también señalaron que los municipios de Celaya, León e Irapuato los lugares de mayor incidencia.

“La impunidad y falta de garantías de protección por parte del gobierno han expuesto a agresiones a quienes ejercen esta legítima labor y son a menudo sujetos de amenazas y agresiones”, denuncian en su comunicado.

También lee: Unión Europea, Noruega y Suiza se unen a la exigencia de justicia para Javier Barajas

Por otro lado, señalaron la condición de los integrantes de colectivos de búsqueda en Guanajuato, quienes han sido víctimas de distintas agresiones, así como actos de intimidación como es el caso de Norma Patricia Barrón Núñez integrante del colectivo ‘Una luz en mi camino’. Incluso señalaron que  familiares de personas desaparecidas e integrantes de colectivos de búsqueda recibieron amenazas en redes sociales.

Ante esta situación, la organización Front Line Defenders condenó energéticamente los asesinatos, las agresiones y las amenazas en contra los buscadores en Guanajuato

“Front Line Defenders llama a las autoridades federales y estatales a esclarecer las circunstancias de los crímenes y amenazas, llevando a los responsables ante la ley de forma expedita y asegurándose que las personas defensoras de derechos humanos y colectivos de búsqueda puedan trabajar en un ambiente seguro para la defensa de los derechos humanos”, finaliza su comunicado.

EZM