Cuca Domínguez / Manuel Arriaga

Salamanca / Pénjamo.- El presidente del Distrito de Riego 011, Agustín Robles Montenegro informó que la difícil situación económica por la que atraviesa el sector campesino, los 11 módulos y el Distrito de Riego 011, les obligará a despedir a la mayoría de su personal que se estima son entre 350 y 400 trabajadores, sin embargo se buscan estrategias para tratar de mantener el mayor número de personal laborando.

El líder agricultor dijo que esta situación los ha llevado a solicitar a la Secretaría de Desarrollo Agroalimentaria y Rural (SDAyR) un apoyo económico para poder pagar los salarios de su personal y seguir con la operatividad con el mínimo de su plantilla laboral, “estamos solicitando 6.5 millones de pesos a fondo perdido, 500 mil para cada uno de los 11 módulos y un millón de pesos para el DR011, sin embargo, hasta este momento no le han dado respuesta a la petición”, informó.

Ese dinero, dijo sería exclusivamente para el pago de nómina y de prestaciones como las cuotas del IMSS, “estamos a la espera la contestación de la SDAyR, la que seguramente estará a la disponibilidad que tenga la Secretaría de Finanzas del estado, ya que esta situación económica nos ha afectado a todos.

Adelantó que habrá despidos al no poder sostener toda la plantilla, “estamos hablando que los módulos chicos se queden con dos o tres personas (…) y en los módulos grandes unas seis personas, pues cada uno cuenta con 40 o 50 personas”, dijo.

Lamentan falta de apoyo federal

Productores agrícolas de Pénjamo lamentaron la falta de apoyos federales al campo y dijeron que sin ellos empeorará la condición económica de las familias que viven del sector, orillandolos a buscar trabajo en otras áreas o bien, emigrar hacia Estados Unidos.

Sotero Ventura, habitante de la comunidad de Churipitzeo, aseguró que el campo es un sector abandonado pese a ser bandera de muchas causas sociales. Dijo que nunca ha recibido apoyo del gobierno o de alguna organización.

Gerardo Almanza, productor agrícola de San Juanito, lamentó que el presupuesto de gobierno destinado al campo no sea acorde a las necesidades de uno de los principales sectores productivos de la nación.