La Cuarta Transformación Opinión

Alemán quiere recuperar Interjet

De unas semanas para acá, Javier Mondragón, abogado en su momento de Emilio Azcárraga Milmo, Carlos Slim Helú y ahora de tiempo completo de Miguel Alemán Velasco, ha estado muy activo.

El influyente asesor está operando para los fundadores de Interjet la extraña encomienda de recuperarles el control de la maltrecha aerolínea, misma que cedieron una madrugada del 1 de diciembre de 2020.

Ese día Miguel Alemán Magnani y Alejandro del Valle firmaron el acuerdo mediante el cual el segundo tomó el 90% de las acciones. Sin embargo, lo que adquirió fue una empresa en virtual quiebra.

Entre los pasivos más abultados que aborbió están impuestos retenidos que los Alemán no enteraron y que con actualizaciones, recargos y multas arañan ya casi los cinco mil millones de pesos.

Otro componente altamente oneroso es la deuda con los bancos de exportaciones de Italia, Francia y Rusia, con los cuales se adquieron los 22 Sukhois y que representan un pago pendiente de 380 millones de dólares.

Del Valle, como los Alemán, creyó que podía arreglarse con el SAT pero se estrelló con Raquel Buenrostro: no le aceptaron ni daciones en pago ni ejercer la figura de deudor sustituto. Se quedó a medio camino.

Desde el 17 de diciembre Interjet, que dirige Carlos Rello, no vuela y los alrededor de cinco mil trabajadores se fueron a la huelga desde el 8 de enero, pues suman ya nueve meses sin cobrar sueldos y bonos.

La quiebra de Interjet la provocó el propio Alemán y su abogado Ángel Junquera, pues al inicio del gobierno pidieron el apoyo de Presidencia y ésta, a través de Julio Scherer Ibarra, les trazó la ruta.

La recomendación del Consejero Jurídico fue acogerse a Concurso Mercantil para ir reestructurando ordenadamente las deudas: fisco, proveedores, empleados, y entrada de una inyección de capital fresco.

Alemán aceptó, pero después se fue por la libre por orden de Junquera y el escenario se les complicó. Un año después Interjet cerró y cayó en una espiral. Alemán se hizo a un lado y entró Del Valle.

Éste dice al que quiera oirlo que inyectó 68 millones de dólares de los que 15 millones jaló inmediatamente el SAT y que sus fondeadores decidieron replegarse hasta en tanto no hubiera certeza de la inversión.

En Palacio Nacional el caso Interjet sigue vigente. Andrés Manuel López Obrador sí tiene interés en que se solucione. No quiere reeditar la quiebra de Mexicana que marcó a su antípoda, Felipe Calderón.

Otra vez la ruta original que planteó hace casi dos años Scherer cobra vigencia y en ella se está montando Del Valle, por eso los Alemán le mandaron hace dos meses y medio una señal con Mondragón.

Esta abogado se ha reunido en un par de ocasiones con él, primero en la sede de la Sección 15 de la CTM y luego en sus oficinas privadas. En ambas le pusieron la zanahoria de un nuevo dizque comprador.

Un supuesto fondo llamado Halconvas, cuyos representantes no tenían ni remotamente pinta de financieros, son los que ahora se dice están interesados en comprar Interjet a Del Valle.

Pero nunca pudieron acreditar sus dichos. A esos “inversionistas”, que mueve Mondragón se refiere el líder Francisco Joaquín del Olmo, ariete de los Alemán, en su comunicado del 18 de marzo a las bases.

ESTA SEMANA VA ser clave para los trabajadores de Aeroméxico. Se espera que el Comité de Acreedores Comunes autorice los acuerdos de los contratos colectivos y la validación de ahorros otorgados a la compañía que dirige Andrés Conesa. Estos se considerarán reclamo común de los sindicatos y sus beneficios equivaldrán a un crédito que equivaldrá a acciones de la aerolínea reestructurada. Los pilotos aportaron 340 millones de dólares, los sobrecargos 190 millones y los trabajadores de tierra 67 millones más. Es lo más importante que sobre la compañía que fuera de Eduardo Tricio y Valentín Diez Morodo va autorizar pronto la jueza de la Corte de Quiebras del Distrito Sur de Nueva York, Shelley Chapman.

POSADAS ES OTRA que no descarta ir al Chapter 11. Es la mejor forma que tiene el grupo hotelero que dirige José Carlos Azcárraga para garantizar la reestructura ordenada del bono de 393 millones de dólares que se le vence en 2022. Hasta ahora ha sido imposible juntar 40% de los bondholders, a pesar de las compras de papel que por fuera hace Alfredo Harp, uno de los accionistas, y de los intentos fallidos de Rothschild por reunir a la mayoría de los tenedores. Otro beneficio de este camino es que podría acceder a un financiamiento de deudor en posesión (DIP), como el que Apollo otorgó a Aeroméxico, máxime ahora con la presión del SAT que les está apresurando el pago de casi mil millones de pesos.

HOY HABRÁ CONSEJO en Pemex. El principal tema es el Plan de Negocios para los próximos cinco años. Desde la semana pasada el director de Planeación, Víctor Manuel Navarro, lo circuló entre consejeros. Hablamos de la estrategia de producción que establece un objetivo de 2.4 millones de barriles de petróleo de aquí al año 2024. El asunto ya fue analizado y comentado por los cinco consejeros independientes, léase Laura Itzel Castillo, Rafael Espino, Juan José Paullada, José Eduardo Beltrán y Humberto Mayans. La cosa es que el viernes Andrés Manuel López Obrador anunció en el Día de la Expropiación Petrolera que su gobierno no se rebasará los dos millones de barriles. ¿Entonces?

TAMBIÉN HOY SE reúne el sector privado con representantes de la Secretaría del Trabajo para avanzar en la negociación de la Ley de Outsourcing. Se le están dando los toques finales a la redacción. La idea es que en breve Luisa María Alcalde entregue el borrador a Andrés Manuel López Obrador para sus comentarios y de ahí al Congreso, lo que no queda claro si será en la Semana de Pascua o hasta pasadas las elecciones del 6 de junio. Y es que muchos diputados ya están en campaña. En el encuentro de este día estará gente del Consejo Coordinador Empresarial y de la Embajada de Estados Unidos. Como le adelanté el viernes, el PTU se topó a tres meses.

Related posts