Luis Telles

Jaral del Progreso.- “Las palabras de nada sirven y de nada valen si no van acompañadas de hechos. Aquí teníamos que trabajar hasta el último día”, señaló el alcalde, José Alberto Vargas Franco, al entregar nueve obras concluidas y poner en marcha cuatro más. En total suman una inversión superior a los 154 millones de pesos.

Dijo que, en el último día hábil por así decirlo, dentro de su administración se entregaron caminos rurales rehabilitados, pavimentación de calles, nuevos drenajes, espacios deportivos, el arranque de un puente, tercera etapa del camino al cerro de Culiacán y la rehabilitación del centro histórico.

“Hoy ahí está el compromiso que nosotros trabajamos hasta el último día, no nos interesa de qué color es la administración que viene, no nos interesa lo que sigue, porque lo que sigue les toca, les corresponde y estará en manos de otra persona, pero en lo que nosotros podamos colaborar para que Jaral este mejor, así lo haremos. Estos dos días terminaremos trabajos, iniciaremos otros”.

José Alberto dijo que, son muchas obras concluidas que no pudo entregar, pero fue un gusto y un placer el haber servido a la gente de Jaral de Progreso y hoy ver las caras de muchos jaralenses contentos y agradecidos con él, por haber sido escuchados y con la realización de obras resolviendo sus problemas.

El primer edil, subrayó que, la obra de rehabilitación del centro histórico, proyecto al que le tiene mucho cariño, tendrá una inversión de 25.8 millones de pesos, “yo inicio este proyecto, me tocó ver en otros lugares, en ciudades coloniales, Guanajuato capital, San Miguel, Mérida, Amealco, pueblos mágicos, que me encantaba ver, cómo esa parte colonial de los centros histórico, nos permiten disfrutar de otra manera, nos bajan un poquito los decibeles, no es esa situación transitada, hasta para manejar otra actitud”.

Dijo que, con el gran cariño que le tiene a su tierra, Jaral del Progreso, es un pueblo muy bonito: “un rancho muy bonito, yo lo digo con mucho orgullo, un rancho”, porque se tiene agricultura, montaña, cerro, un Valle, tradiciones, gastronomía y tener un centro histórico hermoso, es la cereza d pastel para Jaral.

“Que la gente pueda venir a comprar dulces, fruta de horno, a comer y que te atrapé el centro histórico de manera que tú lo quieras caminar, que puedas visitar las iglesias, consumir los excelentes productos, entonces arrancamos con esa idea”.

Dio a conocer que las calles de alrededor del centro histórico se rehabilitaran, se les colocará porfido, se colocarán faroles, hacerlas muy coloniales, tradicionales, sin cerrar el paso de vehículos, para que los atrapé Jaral y se bajen a observar su belleza y consuman a la vez.