Maria Espino

Guanajuato.- Un total de 16 obreros fueron arrestados y remitidos a barandilla por trabajar en construcciones que han sido suspendidas por la dirección de Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial municipal (DMAOT) por carecer de los permisos necesarios para edificar.

Los albañiles detenidos quedarán remitidos en barandilla hasta que los dueños de las fincas en las que trabajan acudan a pagar la respectiva multa e inicien el proceso de regularización.

Juan Carlos Delgado Zárate, titular de la DMAOT, explicó lo anterior y señaló que las detenciones son parte de un operativo de inspección que comenzó este miércoles con la participación de verificadores de dicha dependencia, elementos de la Policía Ambiental y de la Policía de Género que a lo largo del día recorrieron diez fincas ubicadas en distintos puntos de la ciudad en las que se encontraba el sello de suspensión que fue colocado por carecer de los permisos pertinentes para que la obra se pudiera desarrollar.

Zárate precisó que apenas esté miércoles iniciaron con la revisión de obras en construcción y precisó que los dueños y obreros de las construcciones están siendo asegurados y llevados a barandilla por haber ignorado los sellos de suspensión de obra incurriendo con ello en un delito.

“Comenzamos con operativos para remitir a barandilla a propietarios y usuarios de construcciones sin permiso, que han ignorado la colocación de sellos de suspensión de obra; práctica que incurre en un delito”, comentó Carlos Delgado y agregó que el operativo recorrerá más zonas de la capital aplicando la sanción correspondiente y asegurando a quien siga violentando la Ley.

El funcionario detalló que desde temprana hora el grupo interdisciplinario municipal comenzó a recorrer las obras en construcción ubicadas por el rumbo de Plaza de Toros, Marfil, ex Estación del Ferrocarril, por el callejón de El Meco, por las Piletas, en donde al no obtener los documentos pertinentes que avalan que se trabaja bajo Ley procedieron a asegurar a los empleados quienes fueron trasladados a bordo de patrullas a la Comisaría de Policía Preventiva.

Finalmente apuntó que los obreros que fueron remitidos en barandilla permanecerán ahí hasta que el dueño de la obra vaya y pague la respectiva multa la cual asciende a unos mil 600 pesos por cada asegurado; además deberá pagar la penalidad por haber violado los sellos de suspensión de obra la cual dependiendo el caso podría ir de los 4 mil 800 pesos a los 20 mil.

MD