Nayeli García

Irapuato.- De cada 10 detenidos por intoxicarse en la vía pública, dos son niños de entre 12 y 17 años de edad, según el Diagnóstico Específico de Adicciones en Irapuato realizado por la Secretaría de Seguridad Ciudadana.

El estudio comprende un periodo de 16 meses, de enero del 2018 a abril del 2019 fueron contabilizadas 3 mil 300 detenciones por intoxicación en la vía pública, de las cuales de cada 10 detenidos dos eran niños de entre 12 a 17 años de edad, en total 651 casos.

Sin embargo, el rango de mayor detenciones fue ubicado entre las personas de entre 17 a 20 años de edad con un concentrado de 960 detenidos que representaban el 29%; en su mayoría las personas detenidas por esta falta administración que está contemplada en el Reglamento de la Policía Municipal reveló que era entre las dos y las seis de la tarde cuando más detenciones se registraron. El diagnóstico arrojó que la Colonia Las Heras concentró el 5 por ciento de las detenciones.

No obstante, las detenciones de personas con posesión ilegal de sustancias tóxicas se dieron en la Colonia Álvaro Obregón, mejor conocida como ‘La Pérdida’ en donde se han registrado varios enfrentamientos entre elementos de la Policía Municipal y vecinos del lugar; también en la colonia 12 de Diciembre, Los Álamos, Barrio de la Salud, la Ganadera y Las Heras.

El 49 por ciento de la droga asegurada corresponde a la marihuana, seguido de la Cristal con un 44%, el resto es cocaína, benzodiacepinas.

El consumo de estas sustancias desencadena conductas de riesgo como la tristeza, las discusiones, peleas y puede  llevar a conductas parasuicidas, según señala la Encuentra de prevalencia de adicciones del Comité Municipal Contra las Adicciones realizado en el 2017 y en donde ya se detectaba un consumo alto de drogas en las primarias de Irapuato.

El secretario de Seguridad Ciudadana, Pedro Alberto Cortes consideró que el consumo de estas sustancias es un problema que incide en la violencia con la guerra entre grupos delictivos por el control de plazas, por lo que la inseguridad no se puede atacar sólo por parte de las autoridades.

“Mientras haya consumidores y haya gente adicta a las drogas va a ver gente que se la venda, y no es un tema que  solamente se puede ver desde el tema policial, sino también desde el tema de la salud”, manifestó.

Pedro Cortes comentó que este problema se debe de atacar desde todos los ambientes: “desde prevención de adicciones, atención de la juventud, de oportunidades de trabajo de dar servicios públicos a la gente y educación y mucho tiene que ver los padres de familia, no es un tema que solo el gobierno debe de atender, si el padre de familia tiene que ver en sus hijos, si se droga, con quien se junta, es un tema que se tiene que ver desde diferentes ámbitos”, señaló.

Mientras que Eduardo Padilla Alcocer, presidente de la Federación Mexicana de Centros Especializados para la  Prevención y Tratamiento de las Adicciones (Femeceptad), reconoció que el consumo de drogas está ligado a la violencia, pues algunos de los internos de los llamados anexos llegaban a cometer entre uno o dos delitos al día bajo el influjo de sustancias tóxicas.

EZM