Staff Correo

Estado.- Desde el mes de noviembre de 2020, las familias beneficiarias de la Leche Liconsa en el estado han sufrido por el desabasto.

En el caso de Pénjamo, las lecherías que se encuentran en la ciudad y en las comunidades rurales están cerradas, solo en algunas de ellas se advierte que durante el mes de marzo, tampoco habrá leche. Solo les han dicho que el desabasto es ocasionado por la pandemia, sin especificar el motivo exacto.

María, una de las beneficiadas del programa, es una de las amas de casa que paga 11 pesos por sobre de leche en polvo. Ella y su familia, compraban de manera mensual ocho sobres de leche para apoyar la alimentación de su familia.

Sin embargo, desde noviembre comenzó a batallar para encontrar el insumo, “comenzamos a tener problemas desde noviembre, yo ya no alcancé en ese mes, en diciembre sí pude comprar, pero en enero no volví a alcanzar leche, en febrero me surtieron y en marzo, aún estamos con la incertidumbre de saber si habrá”, declaró.

Como ella, decenas de familias penjamenses sufren del desabasto del lácteo indispensable para la alimentación y no han encontrado una respuesta a sus inquietudes.

En las lecherías, solo les han informado que el desabasto está relacionado con la pandemia, pero ironizaron al no saber el motivo exacto.

“No entendemos que tiene que ver la pandemia, no sabemos si las vacas tienen Covid, lo único que sí sabemos es que debemos comprar leche más cara para alimentar a nuestras familias, ha sido un duro golpe a nuestra economía, otro más que nos afecta”, señaló Raquel, una de las beneficiarias del programa en la localidad de Santa Ana Pacueco.

Justo aquí, en la comunidad rural más grande de Pénjamo, en la esquina que conforman las calles Salvatierra y Salamanca, se encuentra una de las lecherías más grandes. En un recorrido realizado por correo, se encontró con el edificio cerrado y a un costado de la puerta principal, un letrero escrito en cartulina donde se advertía que no habría leche durante marzo.

Hasta nuevo aviso

Aproximadamente desde enero, se dejó de distribuir Leche Liconsa en los distintos puntos ubicados en la ciudad de Guanajuato, al parecer a causa de la pandemia informaron a los usuarios que se suspendería la venta del producto y que se reanudaría hasta nuevo aviso.

Sin embargo han transcurrido más de tres meses sin que haya fecha para que vuelva a tener el producto la población favorecida con la venta a bajo costo del producto.

De acuerdo a la versión de una capitalina que se favorece con el programa de venta de leche a bajo costo que maneja la Secretaría del Bienestar, los lugares en donde se expende este producto dejaron de operar afínales de diciembre del 2020 y la manera en cómo se informó a los usuarios del cierre fue a través de letreros elaborados en cartulinas que pegaron afuera de los distintos lugares.

Además precisó que no saben a dónde comunicarse para saber cuándo se reactivará la venta de la leche pues aseguró que económicamente si le conviene adquirirla ya que no cuenta con muchos recursos y por solo 80 pesos puede llevarse 16 litros, además de que señala es una leche de buena calidad que desde su punto de vista, sí vale la pena comprar.

Correo recorrió algunos lugares en donde se vende la leche y se pudo verificar que afuera de cada sitio hay letreros en los que se lee “No hay leche hasta nuevo aviso”.

Hay que madrugar

Los beneficiarios del Programa de Abasto Social de Leche Liconsa en Salamanca, han padecido el desabasto en los puntos de distribución desde hace tres meses, ahora tienen que ‘madrugar’ para alcanzar a recibir el producto.

Mariela Corrales es una madre de familia beneficiaria de este programa desde hace dos años, con dos litros de leche por cada uno de sus dos hijos en 11 pesos, dos días a la semana, lo que dice es de gran ayuda ante la situación económica que se vive.

Sin embargo desde hace tres meses el producto comenzó a escasear en el punto de distribución al que acude, y en ocasiones llegaba y ya no alcanzaba.

“Nos dijeron los encargados que era porque les mandaban menos bolsas de leche y por eso había que tratar de llegar más temprano, así que antes de que abran ya estamos formados si queremos alcanzar”, indicó.

Mencionó que desconoce por cuánto tiempo continuará la escasez de la Leche Liconsa, “la leche es algo que los niños necesitan y la verdad el precio normal en las tiendas es algo caro, por eso ojalá y que ya no haga falta para que nadie se quede si la ayuda”, externó.