Cuca Domínguez

Salamanca.- Un brote de contagios de Covid-19 dentro del Hospital regional de Petróleos Mexicanos, ‘Alejandro Castañedo Kimball’ alarmó a los familiares de los pacientes por el peligro que esto representa. Además, trabajadores del lugar también han resultado contagiados, por lo que se han reforzado las medidas de sanitización, lavado de manos, gel y controlar el acceso a las instalaciones.

Los afectados recordaron que los primeros casos de Covid en el estado se registraron en Salamanca por tener una gran cantidad de empresas productivas. “Llegamos a ser el epicentro de los casos COVID y si nos cuidamos para allá vamos otra vez”, dijo una derechohabiente del Hospital Pemex, quien también denunció de la falta de medicamentos en el lugar.

En tanto, la Secretaría de Salud detalló en su informe diario que tan solo este jueves se confirmaron 16 nuevos casos, de los cuales 8 están registrados en el Hospital Regional de Petróleos Mexicanos; 7 están confirmados y 1 está en espera de los resultados.

Lee también: Variante Delta llega a San José Iturbide; piden a población seguir con medidas

Las estadísticas indican que el municipio de Salamanca hasta este momento acumula 7 mil 110 personas contagiadas, de los que 6 mil 398 se han recuperado y 631 fallecieron. Por otro lado, los indicadores en el estado destacan que los más afectados son los grupos de empleados, hogar, estudiantes, obreros y comerciantes de mercados fijos o ambulantes.

Por su parte, el presidente de la CANACO en este municipio, Óscar Macías Jasso, urgió a la población en general a atender las medidas necesarias para no tener que llegar a un confinamiento obligatorio que afecte las actividades productivas y comerciales, porque ello derivaría en una crisis económica más drástica para todos.

Incluso, adelantó que el organismo que representa estará impulsando acciones para que se utilice gel antibacterial, tapabocas y la sana distancia, sin importar que estén o no vacunados, porque esta enfermedad y las nuevas cepas están afectando parejo.

Las autoridades de salud insisten en que no se debe de bajar la guardia y que deben atenderse las indicaciones de salubridad como el uso correcto del cubrebocas, lavado frecuente de manos y mantener la sana distancia, así como evitar aglomeraciones.