Redacción

Salamanca.- Justo a un año del asesinato de dos carniceros del mercado ‘Tomasa Esteves’, regresó la alarma entre los comerciantes del recinto, luego que por la mañana de este sábado hombres armados irrumpieron en un negocio de venta de pollo y realizaron varias detonaciones.

“¡Estamos hasta la madre! somos gente de trabajo que estamos al día, y esos desgraciados vuelven con las extorsiones y nadie hace nada”, dijo preocupado un comerciante.

De acuerdo a versiones de comerciantes, el negocio de pollo ubicado en uno de los pasillos de la explanada norte acababa de abrir, cuando llegaron varios hombres armados que se dirigieron a los trabajadores de la pollería, los amenazaron, dispararon en varias ocasiones y se fueron. En tanto, los afectados optaron por cerrar el establecimiento.

Foto: Correo

Las versiones entre los comerciantes son que fueron asaltados, otros, que fueron amenazados y les pidieron cuota. Incluso, otros más hablan de un intento de secuestro: “sabrá Dios cual será la realidad, pero de que los malosos dispararon (sic), lo hicieron y tan lo hicieron que cerraron el negocio”, dijo un comerciante de la zona.

Entre alarma y preocupación

“Nos quedamos a vender porque es nuestra forma de vida, es lo que sabemos hacer. Vivimos al día, no tenemos para dejar todo, cerrar o irnos a otro lugar; pero de que estamos al pendiente o preocupados, lo estamos”, dijo otro.

Este hecho ocurre justo a un año del asesinato de dos personas de la carnicería ‘René’, en las inmediaciones de la misma zona donde se registró el ataque de la mañana de este sábado, “por ello estamos alarmados, preocupados”, dijo otro comerciante que cuida de reojo cada que alguien se acerca y hace muecas, “uno ya no sabe si el que viene es cliente o qué”, se justificó.

“Estamos muy preocupados. Los extorsionadores regresaron y están acabando con la actividad comercial en la zona. No queremos que nos pase lo que muchos otros que han tenido que abandonar la actividad, cerrar los negocios como ya lo hicieron muchos y lo podemos comprobar porque las cortinas de sus negocios siguen abajo”, dijeron con temor.

Los entrevistados pidieron el anonimato y agregaron: “vamos a volver a pedirle a la alcaldesa que nos cumpla con lo que nos prometió en la reunión que tuvimos con ella precisamente después del asesinato de Arturo y René. Dijo que habría vigilancia en el mercado, pero esto no ha ocurrido. De nada nos sirven el Ejército, la Guardia Nacional, las FSPE y la Policía, porque seguimos igual. Cuando parece que los asaltos y extorsiones ceden, vuelven con todo como este día”.

Asimismo, aseguraron que el mercado perdió el dinamismo comercial que tenía después del asesinato de los tablajeros: “antes las familias completas llegaban a atender los negocios, hoy entre menos vengan, mejor, para no arriesgarlos. Hasta los consumidores son menos, porque la gente se siente insegura, se siente en riesgo y no los culpamos, porque es innegable que hay un riesgo latente”, narró una mujer comerciante.

Otro más aseguró: “lo peor es que no nos ha llegado la justicia, no se han detenido a los asesinos de nuestros compañeros tablajeros, René y Arturo, o de comerciantes como la lideresa Sanjuana Razo Murillo y de otros que han sido asesinados, sin que hasta ahora se haya detenido a los culpables”, precisó

La versión oficial

Foto: Correo

Por su parte, el director de la Policía municipal, Rodolfo Cruz Nicolás, informó que se tiene un puesto de atención ciudadana con presencia de la comisaría en la zona del mercado. Además, precisó que de manera oficial no se han recibido denuncias por extorsiones.

No obstante, detalló que hay acciones para atender la seguridad incluso se ha detenido a dos personas, uno de ellos menor de edad que se puso a disposición del ministerio público.

Aunque en un inicio, se informó que “fue falsa alarma, atendieron la Comisaria General, Guardia Nacional y SEDENA y no hubo detonaciones, fueron cuetes”.

Más tarde se anunció que derivado de los operativos, días antes la Policía había detenido a dos personas a bordo de una motocicleta que llevaban una nota de extorsión para un comerciante.

Cruz Nicolás destacó que se mantiene el acercamiento con los comerciantes y “se les ha invitado a que en cualquier momento que quieran acercarse se les atenderá”.

Informó que elementos de la Policía municipal acudieron al mercado Tomasa Esteves y sus alrededores, como parte de los rondines de vigilancia que llevan a cabo diariamente.

Asimismo, se llevaron a cabo rondines por la colonia Guadalupe y los diez puntos definidos por la Federación como prioridad por el nivel de peligrosidad, sin tener novedades en ninguno de los sitios.

Tras esta publicación el municipio de Salamanca emitió la siguiente réplica:

El Gobierno Municipal de Salamanca solicita derecho a réplica de la nota “Alarma balacera en mercado Tomasa Esteves, a un año de asesinato de carniceros” el pasado sábado 04 de septiembre en la página web de su medio, pues el texto presenta una serie de inconsistencias que dan por hecho algo que no se comprueba en la nota y puede causar pánico en la sociedad.

Nos basamos en el hecho de que la información proviene de fuentes que especulan: “Las versiones entre los comerciantes son que fueron asaltados, otros, que fueron amenazados y les pidieron cuota. Incluso, otros más hablan de un intento de secuestro: ‘sabrá Dios cual será la realidad, pero de que los malosos dispararon (sic), lo hicieron y tan lo hicieron que cerraron el negocio’, dijo un comerciante de la zona”.

Además en párrafos como el siguiente “Más tarde se anunció que derivado de los operativos, días antes la Policía había detenido a dos personas a bordo de una motocicleta que llevaban una nota de extorsión para un comerciante”, es falso, y la nota omite detalles importantes sobre la versión oficial, como la fecha en que se detuvo a las personas, el 05 de agosto pasado en las inmediaciones de la calle Rubén Dario en la colonia Salamanca, y se omitieron las fotografías otorgadas por las autoridades, en las que se aprecia que no hay marcas de impactos de bala en el negocio supuestamente atacado.

Por esta razón y para evitar el crecimiento del pánico en la población, que afecta en lo psicológico y en la economía de este municipio, solicitamos hacer una nota aclaratoria, más responsable y apegada a la realidad, con la información oficial, que les fue proporcionada desde el momento en que se pidió.

Como se le indicó a la reportera el día de ayer, se realizan recorridos diarios y se levanta bitácora de las vistas de proximidad social; en las que tampoco se tiene registro y/o denuncia de extorsión con los comerciantes de las inmediaciones del mercado Tomasa Esteves.

Es de mencionar que se tiene un acercamiento importante con las puertas abiertas a la ciudadanía, para atender sus necesidades.

ac