San Miguel de Allende, Gto. – Con la implementación de lámparas LED en el 100% del sistema de alumbrado público, el gobierno municipal que encabeza el presidente Luis Alberto Villarreal García, logró un ahorro superior a los 7 millones de pesos en el primer semestre de este año, recursos que son destinados a obras sociales para mejorar la calidad de vida de los sanmiguelenses.

Así, San Miguel de Allende se posiciona como el primer municipio en todo el país con este tipo de iluminación, gracias a la instalación de 12 mil 500 lámparas en total entre la zona rural y urbana, con lo que además de ahorro a las finanzas públicas, aporta a la sustentabilidad del medio ambiente.

El presidente Villarreal García señaló, “actuamos con responsabilidad del medio ambiente, iluminamos mejor y cuidamos bien las finanzas de todos; vamos a impulsar el desarrollo social, reactivar la economía familiar y hacer frente a la contingencia”.

En promedio, entre enero y junio del 2019, cada mes el municipio pagó 464 mil 101 pesos a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) por concepto del Derecho de Alumbrado Público (DAP), correspondiente a la diferencia entre facturación y la recaudación.

En el mismo periodo, pero de este año, el municipio no solo ahorró los 464 mil 101 pesos que pagaba cada 30 días, sino que además la CFE regresó 756 mil 483.46 en promedio mensual, es decir un ahorro de 1 millón 220 mil 584.46 pesos cada mes o 7 millones 323 mil 506.76 pesos en el primer semestre del 2020.

Este programa no solo perseguía beneficios para las finanzas municipales, sino fortalecer la seguridad pública al contar con más y mejor iluminación, abonar al cuidado del medio ambiente reduciendo drásticamente el consumo de energía y disminuyendo la contaminación, ya que las nuevas luminarias cambiaron de vapor de sodio a tecnología LED.

Es importante mencionar que las lámparas instaladas en las comunidades son nuevas, como las de la cabecera municipal, algo que en pasadas administraciones no sucedía, pues las luminarias del centro histórico eran llevadas a la zona rural.

Sin embargo, hoy la realidad es otra, gracias al compromiso del alcalde Villarreal García por dignificar estas zonas que “desde tiempo inmemorial habían estado en el olvido; el objetivo es lograr que todos nos sintamos parte de un mismo San Miguel de Allende”.

De esta forma, cumple con su palabra de ser el presidente de las comunidades, colonias y barrios populares, donde “vive la gente que trabaja todos los días de manera incansable para poner de pie a nuestro municipio”.