Manuel Arriaga

Cuerámaro.- Padres de familia de la escuela primaria Francisco I Madero de la comunidad Cerrito de Agua Caliente, en el municipio de Cuerámaro, aseguraron que sus hijos no han ido a clases a pesar de que estas comenzaron el lunes pasado, debido al encharcamiento de aguas residuales, que se encontraban en el patio del plantel y que obligó a las autoridades, a emprender medidas urgentes de limpieza para dejar las instalaciones en condiciones de funcionamiento.

Ricardo Flores, padre de familia y uno de los interesados en el reinicio de clases, denunció que “a 3 días de el regreso a clases y nadie ha acudido porque el patio de la escuela primaria Francisco I Madero, de la comunidad Cerrito de Agua Caliente de Cuerámaro, esta lleno de aguas negras y no hay quien nos eche la mano”, afirmó.

Fue el mismo padre de familia quien señaló que, alrededor de las 14 horas de este mismo miércoles, llegó una camioneta de la Junta de Agua Potable y Alcantarillado de Irapuato, con personal que apoyo en el desazolve del drenaje para que se pudiera realizar trabajos de limpieza en el plantel, a cargo de los padres de familia.

La comunidad Cerrito de Agua Caliente colinda con el municipio de Abasolo y se encuentra asentada en el margen derecho del río Turbio. Algunos lugareños informaron que, al aumentar el caudal del rio, el agua se regresa a las casas por los drenajes, ocasionando encharcamientos de aguas negras, como ocurrió en la escuela primaria.

Hasta el momento, la Secretaría de Educación de Guanajuato no ha informado si la limpieza de la escuela será suficiente para que se reanuden las clases, en la escuela primaria.

Habían advertido que escuelas no estarían listas

Vicente Díaz Quiñones, dirigente del Movimiento Democrático de Trabajadores de la Educación de Guanajuato (MDTEG), informó que más del 50 por ciento de los planteles educativos no alcanzarán a estar en condiciones para iniciar clases presenciales; así que ese 50 por ciento lo hará de manera virtual como se ha venido haciendo y es la mejor solución para además resguardarse por la pandemia del COVID19, “sin olvidar que hay planteles que no tienen agua porque adeudan cantidades importantes a los organismos operadores del agua y no tienen para pagar”.

Otros planteles educativos, una lista importante no tienen agua potable porque tienen un adeudo enorme que no pueden pagar, los organismos operadores del agua, no quieren condonarles el adeudo, por ello es que el gobierno del estado y Secretaría de Educación tienen que hacer mucho para poder regresar a clases presenciales de manera segura.

Recordó que además la pandemia del COVID ha afectado a la plantilla laboral, “a nivel nacional han fallecido por lo menos 6 mil maestros en el país y en Guanajuato son casi 400 trabajadores de la educación que han fallecido a causa de COVID19, y en Salamanca no ha sido la excepción; incluso a la fecha a pesar de que hay maestros que están vacunados con CANSINO están contagiados y obviamente esos no regresaran en lo inmediato”, precisó. Lee la nota aquí.

Inifeg revisa escuelas

Con la finalidad de garantizar la seguridad del alumnado, personal docente y administrativo de las escuelas públicas en el estado de Guanajuato, el Instituto de Infraestructura Física Educativa de Guanajuato (Inifeg) supervisó las condiciones físicas de 164 escuelas que han realizado, de manera directa, obras de infraestructura a través del programa federal ‘La escuela es nuestra’.

De dicha revisión, se detectaron fallas estructurales que podrían poner en riesgo la integridad de las y los estudiantes. Así lo dio a conocer Pedro Peredo Medina, director general del Inifeg, y afirmó que el recurso de dicho programa federal es aplicado directamente por la directiva del plantel participante sin expedientes, revisiones ni validaciones técnicas. Lee la nota aquí.

LC