Manuel Arriaga

Abasolo.- En el municipio de Abasolo, el 57% del territorio está destinado para la agricultura y solamente el 20.12% está destinado para zonas forestales. El uso de pesticidas y la acción del hombre para uso agrícola, ha mermado la riqueza natural del municipio en los últimos años, así se demuestra en el Programa Municipal de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Ecológico Territorial.

De acuerdo al documento, en el año de 2002 la agricultura de temporal representaba el 51 % de la superficie del territorio municipal, seguida de la agricultura de temporal con un 6 % y adicionalmente se tenían 13.29 % de Matorral subtropical, 5.96 % de pastizal inducido y 0.87 % de bosque de encino.

Para el 2004, INEGI reporta un fuerte decrecimiento del matorral subtropical, un incremento de los pastizales y pérdida del bosque de encino, 12 % matorrales, 5.89 % pastizales y 0.74% de Bosques de encino.

Ver nota: Incendios y deforestación: la triste realidad de la Sierra de Pénjamo

Estos datos comparados con los referidos para el año 2010, existe un incremento de la agricultura de riego al 57.88 %, así como la agricultura de temporal al 12.82 %. Incremento del matorral subtropical al 15.78 incremento del pastizal al 8 % y finalmente incremento del bosque de encino al 0.90 %, este último no ha presentado una recuperación sustancial en esta década.

El problema de la deforestación en el municipio, de acuerdo al estudio, está ligada a acciones antrópicas que han generado la pérdida de masas arbóreas correspondientes a los bosques de encino al sur Brinco del Diablo y Peralta y al norte Cerro del Veinte del municipio, conjunto de la deforestación de especies nativas frente al desarrollo de las zonas agrícolas con la utilización de químicos, agroquímicos y plaguicidas en las zonas tanto de temporal como de riego, incrementándose las áreas de pastizales inducidos.

Esta deforestación ha potencializando la erosión hídrica y eólica que conlleva la pérdida de suelo con elevada calidad nutrimental necesaria para los bosques y que afectan la productividad agrícola, ganadera y que genera azolves en cañadas y cauces que más tarde se convertirán en zonas inundables como ya ocurre a lo largo del río Turbio entre otras localidades en La Carroza, adicional a Huitzatarito, Estación Joaquín y en la zona centro de la cabecera municipal.

Ver nota: En la pobreza, más de la mitad de Sierra de Pénjamo

Adicionalmente, el documento señala que se ve afectada el área de captación e infiltración de agua a los mantos acuíferos en las partes altas de la subcuenca del río Turbio, situación que se mantiene en las microcuencas que conforman esta subcuenca y alimentan la subcuenca del Lerma al sur del municipio, identificada esta problemática en la profundidad a la que es extraída el agua potable correspondiente entre 150 a 200 metros de profundidad.

“Finalmente debemos señalar la afectación a los bosques de galería en las márgenes de todos y cada uno de los cuerpos de agua mencionados, así como escurrimientos intermitentes, que tienen una gran importancia en la protección y control de los cauces, la regulación de la temperatura y el enfriamiento de los vientos”, señala el Programa Municipal de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Ecológico Territorial.

Buscan convertir taxis de gasolina a gas

Concesionarios de taxis retomarán el proyecto para la conversión de unidades de gasolina a gas, luego de que ya se tiene el recurso para una subestación de servicio y solo falta el permiso de uso de suelo.

Antonio Lanuza Ruiz, presidente de la línea Taxi Ejecutivo, quien ha sido impulsor de este proyecto desde hace cuatro años, recordó que el propósito es la disminución del gasto en combustible, que se reducirá hasta en un 50%, así como el beneficio ambiental.

El recurso para la instalación de una subestación de servicio de gas que ronda en los 8 millones de pesos ya se tiene, y lo aportarán empresarios provenientes de San Luis Potosí, mientras que cada propietario de taxi invertirá un aproximado de 30 mil pesos para la conversión de cada vehículo.

El líder transportista, destacó que la negación del permiso de uso de suelo para la subestación por parte de la pasada administración municipal detuvo el proyecto. Sin embargo, ya se tuvo un acercamiento con el alcalde, Julio César Prieto Gallardo, y se espera contar con el apoyo.

Actualmente en el municipio están en función 720 vehículos de alquiler, en espera de que al menos el 50% se integre al proyecto, esperando que este año se concrete en su totalidad, lo que dependerá del permiso de uso de suelo, á del permiso de uso de suelo, “prácticamente está todo listo y se cumplen con los requisitos para el permiso de uso de suelo, vanos a tener una reunión con los empresarios inversionistas y esperamos que ya avance ahora sí, hay voluntad del alcalde y estamos para trabajar en conjunto”, mencionó.