Roberto López

San Miguel de Allende.- Protección Civil asistió a la comunidad de San Lucas para suspender la fiesta de la localidad que se llevaba a cabo pese al riesgo que implica la aglomeración de personas a causa de la pandemia por Covid-19, no obstante, los asistentes hicieron caso omiso y agredieron a los elementos.  

Por medio de un reporte anónimo a la Central de Atención a Llamadas de Emergencia 911, se notificó sobre este evento, de inmediato personal de Policía Municipal, Protección Civil e inspectores del gobierno arribaron a la comunidad donde corroboraron los hechos. 

Cerca de 300 personas se encontraban reunidas, además de algunos puestos y un conjunto musical que se presentaría más tarde. Las autoridades solicitaron a los asistentes desalojar el lugar, sin embargo, tomaron un comportamiento renuente y comenzaron a amedrentar a los servidores públicos, quienes tuvieron que abandonar el sitio para salvaguardar su integridad física. 

 El llamado a la población es a respetar las medidas sanitarias, actuar con responsabilidad y solidaridad para evitar el crecimiento acelerado de fallecimientos a causa de la pandemia. 

EZM