Afectan deslaves zona de Presa de Rocha

Con la construcción de un muro a ambos lados del arroyo, se buscaba impedir percances, sin embargo no hay recursos para la obra. Foto: Rogelio León

Los vecinos temen por la insalubridad y la posibilidad de que ocurran accidentes

Alfonso Ochoa

GUANAJUATO, Gto.- P or las torrenciales lluvias de los últimos días, en la zona de Presa de Rocha ha habido deslaves de tierra y las líneas de drenaje están a punto de desplomarse. Lo anterior puede provocar accidentes, pues en una de las laderas del arroyo, el ancho del terreno que queda es de sólo un metro.

Con la construcción de un muro a ambos lados del arroyo, se buscaba impedir percances, sin embargo no hay recursos para la obra. Foto: Rogelio León
Con la construcción de un muro a ambos lados del arroyo, se buscaba impedir percances, sin embargo no hay recursos para la obra. Foto: Rogelio León

En Presa de Rocha se construía un muro de piedra en uno de los lados del arroyo, precisamente para impedir deslaves. Se tenía planeado hacer lo mismo del otro lado, sin embargo, los trabajos no fueron concluidos antes de la temporada de lluvias.

Así, una de las líneas de drenaje está a punto de colapsar, pues está prácticamente en el aire. De desplomarse dicho tramo, en el barrio se enfrentarían problemas de salubridad, pues el drenaje descargará directo al cauce del río.

Los deslaves son un peligro para los habitantes, pues reducen el espacio por el que transitan a diario decenas de personas, entre ellos niños y ancianos.

La señora Martha Muñoz, vecina del callejón de San José, reporta que el domingo pasado se presentó el mayor desprendimiento. Señala que faltó cooperación para edificar los muros; se pidió una máquina al Simapag para desazolvar el arroyo, pero no fue concedido el apoyo.

Colector, pendiente
Hace unos meses en entrevista, José Lara Lona, director de Sistema Municipal de Agua Potable y Alcantarillado, (Simapag), anunció que se contempla construir un colector de aguas negras para conducirlas desde Presa de Rocha hasta la zona del Real de Minas. Se invertirían 500 mil pesos en la obra.

“No sólo sería el que vamos a tener problemas con el agua puerca, sino también el peligro de que alguien caiga al arroyo, sobre todo los niños que son muy imprudentes” 

Martha Muñoz vecina de Presa de Rocha