Una división al interior del sindicato de pilotos se ve como la última bocanada de oxígeno que necesita Aeroméxico para lograr imponer un nuevo acuerdo y salvar el financiamiento de Apollo Global Management.

A unas horas de que venza la tercera prórroga para darse la vuelta y llevar el convenio a la Corte de Quiebras de Nueva York, el gremio que lidera Rafael Díaz Covarrubias enfrenta la “rebelión de los pubertos”.

Hablamos de unos mil 75 pilotos jóvenes, de relativo reciente ingreso, que están en el Contrato B y que ganan la mitad del salario de los otros, unos 503 comandantes de la vieja guardia que los rige el Contrato A.

Del “háganle como quieran” de Andrés Conesa la tarde del domingo, cuando se rompieron las pláticas, al día de hoy, la balanza que estaba muy cargada al rechazo enfático se empieza a mover del lado de Aeroméxico.

El Comité de Dirección de la Asociación Sindical de Pilotos de Aviación (ASPA) ya tiene mucha influencia de pilotos jóvenes y su control está siendo tomado en este momento crucial de la vida de la aerolínea.

Quienes se oponen a la propuesta de la empresa que dirige Conesa y preside Javier Arrigunaga son los pilotos viejos, esos 503 que son capitanes, frente a los mil 75 que son esencialmente copilotos.

La asamblea de ASPA fue el lunes, cuando empezaron las votaciones que debieron concluir ayer por la noche o a lo largo de este miércoles. Los resultados se conocerán en las próximas horas.

Lo que no se termina de entender es qué están votando los pilotos. Aparentemente es una propuesta de la misma ASPA y su Comité en la que aceptan ofrecer un ahorro de 323 millones de dólares de aquí al 2024.

Los pilotos del Contrato A ceden 250 millones de dólares en cuatro años, divididos en 15% el primer año, 15% el segundo, 14% el tercero y 14% el cuarto año; los pilotos del Contrato B aportan 70 millones de dólares en dos años, divididos en 5% el primer año y 5% el segundo; y los pilotos de Connect van a poner tres millones de dólares más.

Este convenio que se está votando se terminó de afinar el lunes por la mañana. Se elaboró en las oficinas del abogado laboral Arturo Alcalde, padre de la secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde.

No se tocan salarios, jornadas, tiempos extras, vacaciones. En esencia el Contrato Colectivo de Trabajo (CCT) queda intacto, y a la vuelta de cuatro años Aeroméxico bonifica el 100%. No despiden a ningún piloto, se van con permiso y seguros de gastos médicos y adiestramiento.

Pero la realidad es que eso no resuelve la problemática de la empresa que tiene de socios a Delta Air Lines que comanda Ed Bastian, Eduardo Tricio, Valentín Diez Morodo, Cosme Torrado, Antonio Cosío y Jorge Esteve.

Apollo Global, que capitanea Leon Black, es el fondo que prestará mil millones de dólares, de los que ha transferido hasta ahora cerca de 270 millones. Otros 200 millones debió liberarlos en diciembre, pero los congeló.

Y es que el financiador solicitó que el CTT se recorte 30% y no acepta devolver nada. Es decir, no hay ni temporalidad ni retribución a septiembre del 2024, como les informó ASPA a sus pilotos.

No es remoto que éstos voten a favor, pero será para salir del paso hoy, que termina la prórroga y cumplir con su parte. Vamos a ver si satisface las necesidades de Apollo Global para reflotar a Aeroméxico.

EL LUNES POR la noche, cuando ya todo estaba dispuesto para la audiencia de ayer vía Zoom, incluido por supuesto el compareciente: el ex senador panista Jorge Luis Lavalle, y el Juez de Control del Reclusorio Norte, Marco Antonio Fuerte, el Subprocurador especializado en Delitos Federales de la Fiscalía General de la República (FGR) llamó a éste último para cancelar la presentación. Públicamente la dependencia argumentó que por un tema de seguridad sanitaria, lo cual fue una mentira porque la audiencia estaba pactada para ser a distancia. En realidad el subprocurador Juan Ramos no logró armar un expediente sólido. Los ocho ministerios públicos que revisaron la declaración de Emilio Lozoya Austin en contra de Lavalle y otros coacusados, entre ellos Enrique Peña, Luis Videgaray, Francisco González, Francisco García Cabeza de Vaca y Ricardo Anaya, simplemente con lo que tenían no podían asegurar la vinculación a proceso que tanto le urge al fiscal Alejandro Gertz Manero. Por eso la FGR reculó en el último momento y pidió más tiempo para construir un caso más sólido. Lo dicho: Lozoya no tiene pruebas de los presuntos sobornos de Odebrecht para la Reforma Energética.

BLACKROCK, QUE DIRIGE aquí Sergio Méndez, se volvió a estrellar con la 4T. Ahora el desaguisado para el influyente y principal gestor de fondos del mundo es la refinería de Tula, Hidalgo, cuyo proyecto de reconfiguración se está reactivando. La cosa es que cuando ICA, que controla el regiomontano David Martínez, presentó el plan financiero, no le gustó nada al presidente Andrés Manuel López Obrador por el alto costo que significaba la corrida de BlackRock. Por el financiamiento de tres mil 250 millones de dólares los pupilos de Larry Fink cobraban una tasa de 12%, motivo por el cual el inquilino de Palacio Nacional instruyó al secretario de Hacienda, Arturo Herrera, a encontrar un mejor fondeo.

EN ESTE 2021 que recién inicia el reto para AHMSA es recuperar su nivel de producción. La empresa que ahora está bajo el timón de Jorge Silberstein cerró el 2020 con alrededor de 100 mil toneladas de acero mensuales. Tiene un gap de 200 mil, si consideramos que para lograr niveles de rentabilidad debe llegar a las 300 mil toneladas. Los nuevos accionistas del Alianza Minerometalúrgica Internacional están gestionando con Nafinsa y Bancomext, que dirige Carlos Noriega, un crédito de 200 millones de dólares. El principal jugador es Ternium, de Máximo Vedoya, que posee entre 60 y 65% del mercado. Esta subsidiaria de Grupo Techint, de Paolo Rocca, fusionó a las regiomontanas IMSA e HYLSA.

LE PLATIQUÉ LA semana pasada que Financiamiento Progresemos solicitó el concurso mercantil. La sociedad financiera de objeto múltiple que fundó Rafael Moreno Valle registra pasivos por alrededor de 936 millones de pesos. El grueso, cerca de 600 milllones, están contraídos con bancos extranjeros de exportaciones. Apunte marcadamente al WorldBusiness Capital y a la Corporación Financiera Internacional, que depende del Banco Mundial. Progresemos es una de las primeras víctima del Covid-19. La intermediaria provee microcréditos y opera con un modelo de solidaridad con los estratos más bajos de la población. Posee unos 30 mil clientes.