Roberto Lira

Guanajuato.- El estado de Guanajuato, en los últimos 20 años ha mostrado avances positivos en indicadores que miden el nivel de carencias sociales de la población, excepto en servicios de salud, donde se muestra un retroceso de acuerdo al Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL).

El regidor Mauricio Hernández Mendoza, señaló que el pasado 22 de junio el CONEVAL publicó la información de la evolución de carencias sociales 1990-2020 generada a partir de censos poblacionales y la encuesta intercensal del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

“Comparando la información del año 2000 con la del 2020, Guanajuato muestra una evolución positiva en los nueve indicadores; sin embargo, al comparar los resultados específicamente de los últimos cinco años, el estado mostró retroceso en las carencias sociales por acceso a los servicios de salud”, comentó.

El edil detalló que el porcentaje de personas que no cuenta con afiliación o cobertura de cualquier sistema de salud, público o privado, aumentó de 13.76 por ciento en el 2015 a 16.31 por ciento en el 2020, lo cual implica que el número de guanajuatenses sin cobertura de servicios de salud aumentó de 805 mil en el 2015 a 1 millón 5 mil en el 2020.

“Particularmente en el municipio de Celaya, el rezago por acceso a los servicios de salud es del 25 por ciento, equivalente a 126 mil personas, lo cual deja en clara evidencia la urgente necesidad de ampliar la infraestructura hospitalaria y los esfuerzos por gestionar una nueva clínica del IMSS (Instituto Mexicano del Seguro Social) no pueden detenerse”, comentó Hernández Mendoza.

Referente al rezago educativo Guanajuato mejoró al bajar del 16.09 por ciento en el 2015 al 14.74 por ciento en el 2020, sin embargo, el estado ocupa la posición número 22 entre las 32 entidades a pesar de tener menor rezago que el promedio en el país; el indicador nacional se ubica en 17.3 por ciento.

Detalló que, en Celaya, el nivel promedio de escolaridad es de 10.11 años y es el segundo municipio del Estado con menor rezago educativo, después de Guanajuato Capital.

En cuanto a la medición de otras carencias sociales hechas por CONEVAL, Guanajuato mostró mejoría en los siete indicadores que miden calidad y espacios de la vivienda y acceso a los servicios básicos: calidad de piso, calidad de muros, calidad de techos, hacinamiento, acceso a agua potable, a servicios de drenaje y de electricidad.

“A pesar de ir mejorando, en el estado aún hay 360 mil guanajuatenses que sufren por lo menos una carencia social relacionada con la calidad y espacio de la vivienda. Particularmente, el combate al hacinamiento debe de ser una batalla permanente en Guanajuato, pues en este momento casi el 6 por ciento de los ciudadanos comparte una habitación con más de 2.5 personas en promedio”, finalizó Mauricio Hernández.

MD