Nayeli García

Irapuato.- El 2021 será un año complicado en materia de seguridad, pues el gobierno federal ‘mató’ la posibilidad de contar con policías locales fortalecidas para el combate de grupos criminales que operan ya como una empresa en donde los líderes son reemplazados sin mayor problema y ante una crisis de violencia derivada de la pandemia que está atrayendo muchos problemas sociales.

Así lo señaló el director de Fortalecimiento Institucional y Política Pública del Observatorio Nacional Ciudadano, Leonel Fernández Novelo, quien consideró que ante el crecimiento de los delitos en el estado no existe una estrategia clara para contrarrestar los efectos que está tendiendo la pandemia, en donde si bien disminuyeron los delitos patrimoniales, siguen presentes la violencia con homicidios dolosos, justicia por propia mano, entre otros.

La desaparición del Fortaseg, señaló ha sido un grave error del gobierno federal y ante los problemas que tienen cada localidad se tienen policías debilitadas con poco margen de acción que solo les queda ser reactivas ante la imposibilidad de crear políticas públicas innovadoras que resuelvan sus problemas particulares.

“Sin embargo este gobierno federal ha centralizado mucho, con la desaparición del Fortaseg y creación de la Guardia Nacional y el mensaje es que quieren centralizar la seguridad y es un grave error”, comentó.

EZM