Onofre Lujano

Acámbaro.- A pesar que Acámbaro se tiene como un punto de riesgo de derrumbamientos y deslaves, siendo el Cerro del Toro la principal zona de alerta donde existe un muro gavión.  Sin embargo, el muro ha sufrido una serie de vandalismo y de robos de las rocas, así como de la malla, debilitando la construcción.

Elementos de Protección Civil realizaron una visita a la parte con mayor riesgo de desprendimiento de piedras en el Cerro del Cazo, en la colonia San Isidro, y encontraron que gran parte del muro gavión se encuentra dañado a causa de que han robado la maya ciclónica y con ello avanza su destrucción.

El coordinador de protección civil, Abraham Soto Moncada, recordó que dentro de los recorridos por este cerro se han detectado robos de la malla ciclónica, pero también rocas del muro Gavión el cual se encuentra dañado a causa de que se han robado la malla ciclónica y con ello se comienza a deteriorar.

Es por ello que la dependencia pide a los vecinos del muro que se mantengan alerta de cualquier desprendimiento, así como de personas que vean dañando o robando la maya.

Cabe mencionar que en el Cerro del ‘Chivo’, ante deslaves o derrumbamientos, la zona que se vería afectada seria por la parte de la colonia Loma Bonita un asentamiento que ha crecido considerablemente con más colonias como Las Flores. Actualmente no existen muchas construcciones en la parte alta del legendario cerro, el cual fue un punto ceremonial y donde existen vestigios de los auténticos petroglifos que fueron saqueados en gran parte por ahora son los ejidatarios del lugar.

En el caso del Cerro del Toro, prácticamente se está destruyendo con la explotación de los materiales pétreos como arena y balastre que son sacados en gran cantidad diariamente con enormes camiones hasta con doble remolque llevando la carga a diferentes municipios de Guanajuato, Michoacán y Querétaro.

Dicho muro protege ante las rocas que se desprenden de la parte alta del cerro, a calles como Rio Blanco, Leandro Valle, Aquiles Serdán, Sámano, Galeana, López Rayón, entre otras cuyas casas colindan algunas con el muro Gavión, por otro lado, este cerro tiene colindancia con la colonia “Luis Echeverría”, La Laja, Emilio Carranza donde está latente el peligro.

Otro espacio del cerro del Toro es la zona de San Isidro de la calle independencia, donde existe una virgen pintada que veneran los lugareños, la cual está plasmada en una de las rocas más grandes y que también tiene el riesgo de un derrumbe.

También hay riesgo en la capital

Vecinos de callejón Del Potrero reportaron la existencia de una edificación en una antigua finca en la que existe riesgo de colapso y temen que ocurra algún percance ya que podría dañar la estructura de las casas aledañas.

Y es que, de colapsar la casa en donde se realizan trabajos de mantenimiento y construcción, podría propiciar que uno de los inmuebles vecinos se derrumbe ya que una de las bardas con las que conecta sostiene ambos inmuebles y de continuar los trabajos podría derivar en una desgracia.

Al respecto Juan Carlos Delgado Zárate, titular de Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial, aseguró que desde el lunes anterior inspectores de esta dependencia acudieron a hacer las revisiones pertinentes y al encontrar varios puntos de riesgo se determinó suceder toda actividad pues señaló que los encargados de la obra tampoco cuentan con permiso de construcción ni autorización emitida por la oficina del Instituto de Antropología e Historia (INAH) en Guanajuato.

Por otra parte, por las intensas y constantes lluvias en la ciudad de Guanajuato, el pasado 7 de septiembre se registró la caída de una barda, ubicada a un costado del río en la comunidad Santa Teresa, por suerte no hubo personas lesionadas.

Además, en una vivienda ubicada en Santa Rosa, se presentaron grietas en la estructura, por lo que Protección Civil municipal acudió a inspeccionar la finca y emitió las recomendaciones pertinentes a los habitantes para evitar incidentes.