María Espino

Guanajuato.- Vecinos de callejón Del Potrero reportaron la existencia de una edificación en una antigua finca en la que existe riesgo de colapso y temen que ocurra algún percance ya que podría dañar la estructura de las casas aledañas.

Y es que, de colapsar la casa en donde se realizan trabajos de mantenimiento y construcción, podría propiciar que uno de los inmuebles vecinos se derrumbe ya que una de las bardas con las que conecta sostiene ambos inmuebles y de continuar los trabajos podría derivar en una desgracia.

Al respecto Juan Carlos Delgado Zárate, titular de Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial, aseguró que desde el lunes anterior inspectores de esta dependencia acudieron a hacer las revisiones pertinentes y al encontrar varios puntos de riesgo se determinó suceder toda actividad pues señaló que los encargados de la obra tampoco cuentan con permiso de construcción ni autorización emitida por la oficina del Instituto de Antropología e Historia (INAH) en Guanajuato.

“Se trata de una casa de cierto número de años de antigüedad que se ubica en Potreros Numero 13, en dónde se comenzaron a hacer algunos trabajos de restauración, de construcción que no tiene ningún permiso y al no contar con ningún permiso nosotros llegamos con los inspectores y suspendimos la obra, lo que nosotros pedimos es que se regularice la obra y eso tiene que pasar por el INAH y por nosotros (DMAOT)”.

El funcionario municipal explicó que los trabajos que se estaban efectuando al interior del inmueble en cuestión se realizaban sobre un muro de contención que está en la colindancia a manera de ‘muro medianero’ con otra edificación, la cual dijo que en un momento dado si no se tiene el cuidado adecuado y se emplean las técnicas idóneas podría ocasionar un derrumbe en dos fincas.

“Si hay riesgo de un derrumbe, entonces se tiene que actuar muy rápido en el sentido de que se validen los trabajos que ahí se pueden llevar a cabo para evitar justamente que ahí se pueda llevar acabo un derrumbe; ese es el señalamiento y la preocupación que nosotros estamos externando y por eso hemos tenido la suspensión de los trabajos”, apuntó Zárate.

Finamente dijo que la obra podrá reanudarse únicamente luego de que los interesados se acerquen al área correspondiente a presentar el proyecto para que sea valorado y se determine los alcances del trabajo que se pretende hacer en el inmueble para que en colaboración con el INAH se brinde la asesoría pertinente, se valide el trabajo, alcances de licencia de uso de suelo y las técnicas a emplear con el único objetivo de evitar derrumbes.

EZM