Fernando Velázquez

León.- Luego de los sismos registrados en el estado, colegios de ingenieros civiles del municipio y del estado advirtieron que es común que quien valida qué tan segura es la estructura de un inmueble no es un ingeniero o un especialista, sino personas que no tienen la preparación necesaria, habiendo casos en los que hasta un técnico en enfermería lleva a cabo esta tarea.

El presidente del Colegio de Ingenieros Civiles en León, Gil Vázquez Ávila, reconoció que esta se debe a una laguna legal que impide a la Dirección de Protección Civil rechazar algún dictamen estructural, sin importar si lo realizó un especialista o no.

“Hasta el mismo Crescencio (Sánchez) dice ‘yo no puedo no recibirlo porque no tengo el argumento legal para no recibirlo’. El que te firma es el responsable, esa es una laguna y la autoridad está consciente, pero por eso ya se está trabajando para resolver esa laguna”, dijo.

En tanto, el presidente de la Asociación de Ingenieros Civiles Estructuristas de Guanajuato, Arturo Adona Ponce, señaló que esta situación es preocupante porque, por ejemplo, hay casas que luego son habilitadas como establecimientos comerciales, fenómeno acentuado en zonas como la Madero, en León.

Para cambiar el uso y ocupación de suelo de ese inmueble, Protección Civil solicita un dictamen estructural, pues la estructura de una vivienda requiere menos reforzamientos que el de un negocio como un bar o un antro. 

Lee también: Sismo en Acapulco provocó crisis nerviosas y ligeros daños en Irapuato y Salamanca

El problema es que la normatividad municipal no exige que dicho dictamen sea realizado por un especialista, explicó Gustavo Bañuelos Ortega, vicepresidente de instituciones de la delegación estatal de la CMIC .

“Protección Civil sí solicita un dictamen estructural a la hora de modificar el uso y ocupación de esas viviendas, el detalle está en que se lo solicita al dueño del inmueble, pero esa persona luego contrata a una persona no profesionista o no especialista en el área. Lo que nosotros estamos tratando de hacer es ayudarle a la autoridad creando esa norma de dictámenes estructurales para la seguridad de las estructuras y ahí es donde estamos dejando bien claro quién debe hacer esos dictámenes”, dijo.

Añadió que los eventos sísmicos recientes vuelven necesario revisar y actualizar los reglamentos en la materia, y ejemplificó esto con la noticia de que en los próximos días el Ayuntamiento de León aprobará la actualización de la norma técnica municipal de viento y sismo.