Agencias

Ciudad de México.- La secretaria de Economía de México, Tatiana Clouthier, anunció que contactó al gobierno estadounidense del presidente Joe Biden, con el objetivo de garantizar el abastecimiento de gas natural para evitar afectaciones a la industria, luego de dos días de apagones en el norte del país por una inusual helada en Estados Unidos.

“Sabemos los momentos que viven también allá (Estados Unidos) más, de no actuar en conjunto, los resultados podrían ser más complicados”, escribió Clouthier en su cuenta de Twitter.

“Acabamos de contactar al representante del Gobierno de EE. UU. en México, buscando la no afectación a la industria y garantizar el abasto de gas natural en México. Sabemos los momentos que viven también allá, más de no actuar en conjunto los resultados podrían ser más complicados”.

El lunes, el norte de México sufrió cortes en el servicio eléctrico debido a problemas en varias plantas de generación ante las fallas en el suministro de gas desde Texas, Estados Unidos, donde una inusual helada dejó también a millones de usuarios sin energía.

El Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), mantuvo una alerta operativa y realizó cortes rotativos que afectaron durante martes y parte del miércoles a 26 entidades federativas y con fuerte presencia de grandes industrias que van desde petroleras hasta embotelladoras y del sector automotor.

Pese a que buena parte del servicio había sido restablecido desde la tarde del lunes, el Cenace pedió a la población y a la industria reducir el consumo no esencial ante la falta de combustible para generación.

El apagón registrado la madrugada del lunes afectó a unos 4.7 millones de usuarios en el norte de México, especialmente en las entidades de Chihuahua, Coahuila, Tamaulipas y Nuevo León, según reportó la CFE.

México importa grandes volúmenes del abundante gas natural de Estados Unidos ante un cada vez más elevado déficit en su producción local, además de aprovechar los bajos precios que ha disfrutado el mercado de gas de Norteamérica por años, pero que se esfumaron en los últimos días por la emergencia.

El gobierno estatal de Texas pidió a las empresas productoras de gas natural limitar la exportación del energético a otras regiones hasta el 21 de febrero por los fríos extremos que se viven en la región y la necesidad del consumo doméstico, situación que afecta a México, ya que utiliza el gas para la producción de energía de la CFE y privados.

Además el Centro Nacional de Control de Energía confirmó que continuarán los cortes aleatorios por breves periodos que pueden suceder en todo el país si es necesario, luego de que CFE reportó la reconexión al 100% de los usuarios afectados hasta la tarde de ayer.

La crisis por el gas natural en Ciudad Juárez, Chihuahua, se agudizó. Además de maquiladoras, ayer la empresa Gas Natural de Norte cortó el servicio a unos 50 establecimientos comerciales. En conjunto, entre industrias y comercios de alto consumo, suman unas 200 empresas a las que se les suspendió el suministro del combustible entre martes y ayer.

Compran barcos

Para enfrentar la falta de suministro de gas natural, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) adquirió cuatro barcos de gas natural licuado, con lo que logró inyectar 450 millones de pies cúbicos de gas natural.

Con ello se contribuye a que tengan gas las centrales de TC Salamanca, Salamanca cogeneración, San Lorenzo Potencia, CC Tula y Valle de México con capacidad conjunta de mil 800 megawatts, lo que ayuda a recuperar la carga de generación de electricidad.

La CFE anunció que el martes se inyectó el gas natural licuado que se adquirió y que llegó a través de 4 barcos por Manzanillo y Altamira para sus centrales de generación.

En un comunicado, la Comisión afirmó que se “contribuye con el Sistema de Transporte y Almacenamiento Nacional Integrado de Gas Natural (SISTRANGAS), gestionado por el Centro Nacional de Control de Gas Natural (Cenagas) para mitigar la alerta crítica emitida el martes, por la baja en las inyecciones del energético en los ductos como resultado de la poca disponibilidad de gas ante las condiciones climatológicas por la onda gélida que afecta el sur de Estados Unidos”.

Además de que se garantiza el suministro eléctrico en las actividades esenciales e instituciones que otorgan servicios de primera necesidad como servicios de salud, seguridad y transporte.

También lee: