Foto: Carlos Ontiveros

Staff Correo

Guanajuato.- “Si no llueve en mayo y junio podrían registrarse pérdidas catastróficas en la agricultura de temporal y en la ganadería”, advirtió el diputado local del PAN Paulo Bañuelos Rosales. Asimismo, lamentó que a esta situación por la que atraviesan los productores se suma la eliminación del seguro federal destinado a ello.

El presidente de la comisión de Fomento Agropecuario recordó que, hasta hace dos años, el seguro catastrófico ascendía a más de 215 millones de pesos y alcanzaba para asegurar 400 mil unidades de producción en el estado de Guanajuato. Por ello, cuando se presentaban pérdidas a consecuencia de sequías u otros siniestros, dicho seguro se activaba y se le entregaban entre 2 mil y 2 mil 500 pesos a cada productor, por hectárea, para su reactivación.

“No obstante, el Gobierno federal le dio en la torre al seguro catastrófico que se tenía hace dos años, en donde, si había sequía, inundaciones o muerte de ganado  por la propia sequía, se activaba el Estado. Hoy, el Gobierno federal también lo quitó, como todo lo que ha hecho —a todo le ha dado en la torre—, entonces no hay de dónde agarrar recursos para estar apoyando a esta gente que seguramente va a tener pérdidas dentro de la agricultura de temporal y obviamente también dentro de la ganadería”.

Paulo Bañuelos, diputado del PAN.
Foto: Carlos Ontiveros

Recordó que es en los municipios del norte y sur del estado, en donde se registra una mayor afectación.

“Lamentablemente ahorita no ha llovido y, por supuesto, todos los vasos captadores de agua están entre un 35 y 40% de captación de agua y les trae pérdidas”.

Mencionó que por el momento, no es posible cuantificar las posibles pérdidas que se han tenido en la agricultura porque aún se está dentro de las fechas de siembre de temporal; por lo que respecta a riego mencionó que con la apertura de la Presa Solís se benefició a los agremiados al Distrito 011 de Irapuato.

Afectaría siembra de temporal

El director de Desarrollo Rural de León, Rodolfo Ponce Ávila, mencionó que de no llegar las lluvias en junio se estaría generando un problema serio de sequía que afectaría a la siembra de temporal.

Aunque la Comisión Nacional del Agua (Conagua), señaló que ante la falta de lluvias se han generado afectaciones en Guanajuato; el funcionario aclaró que al menos no es la situación que presenta la ciudad zapatera.

“Estamos en la época normal de cada año de estiaje (…) al momento en cuestión agrícola y pecuaria no tenemos algún foco rojo, pero de seguir así y no nos llueva temprano que sea en mayo o junio, yo creo que si estaremos en una situación algo grave porque el año pasado no nos llovió suficiente”, informó.

También dio a conocer que los bordos se encuentran a un 25 30% de su capacidad, mientras que presas como la de Duarte está en un 30%, y la presa del Palote está en un 48%, de bajar sus niveles se llegaría a un estado en color rojo.

Pero mientras tanto no se han registrado pérdidas en cultivos, será en los próximos dos meses que llegarán las siembras de temporal que son en maíz, de las más importantes de la ciudad. Finalmente aclaró que al no tener contingencia esperarán las lluvias de temporada, en caso de que no sea así, buscarán apoyo del estado a través de un fondo de contingencia.

Revisan opciones

El gobernador del estado Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, reconoce que “vivimos en un año complicado con la sequía el año pasado, no se llenaron las presas”. La única presa que está en un nivel aceptable es la Solís, ya que almacena actualmente el 89% de su capacidad. Ante ello se ha encargado ya una acción emergente al gabinete para que analice y revise que opciones se tienen para poder paliar esta sequía, “y espero darle buenas noticias al respecto y hasta que tengamos ya el planteamiento lo podremos mencionar”.

El mandatario visitó las comunidades de Tarandacuao Purísima, Buenavista y la propia cabecera.

Las presas, al 10% en San Francisco del Rincón

De las 6 presas que hay en el municipio nada más queda el espejo de agua.

Hace 21 años fue la última vez en que se tuvo reporte de presas al 100% de su capacidad; se recuerda que la principal presa de agua en San Francisco y Purísima del Rincón, Presa del Barrial estuvo a punto de desbordarse en el año 2000, en la actualidad es posible que no llegue ni al 10%, sólo es lirio lo que hay dentro de ella, expuso Carlos Alberto Serrano Juárez, director de Protección Civil.

El año pasado ya no hubo lluvias, ahora sigue sin llover, este momento no es cuando se extrae agua de las presas sino en diciembre-enero, para los cultivos de la temporada en la que se ocupan de 3 a 4 riegos, pero el agricultor sabe medir muy bien la condición y al ver la poca posibilidad de siembra, redujeron las hectáreas de alcance, añadió Mauricio Murillo, director de Desarrollo Rural.

La presa de San Germán sólo contiene aguas negras resultado de los vertederos de la industria de León y del drenaje de la ciudad local.

La presa del Mogote ya está seca, no tiene agua y es la que abastece líquido más limpio a la Presa del Área Natural Protegida (ANP) en Silva, pero con estas condiciones, en Silva sólo queda un espejo de agua.

Otras dos presas secas son la del Sáuz y Tomate, o en la cabecera municipal, el Ojo de Agua del que se está tramitando lograr su protección como Área Natural. Y la presa del Reparo tentativamente es la que contiene más nivel de agua… del 20 ó 30% que no alcanzará para otra extracción para cultivos de riego.

Mauricio Murillo, director de Desarrollo Rural, refirió que los productores del campo tienen muy claro que el agua de las presa sirve para mantener cultivos y regar lo que se siembra en diciembre-enero.

Se reduce consumo de cerveza

Mauricio Murillo aseveró que la pandemia del Covid-19, “por ilógico que parezca” desequilibró al campo, mencionó. Al no haber mucha agua se redujeron las hectáreas de producción que se cosecharán de trigo el próximo mes de mayo. Se pudo haber producido avena que necesita menos riego, pero esta se usa para forraje y no todos compran. Este 2021 se cumplen varios años que no hay contratos por cebada, y este año mucho menos fue demandada la cebada por la cervecera, quien no requiere grano, porque al estar cerrados bares, restaurantes y centro de reunión en general, bajó el consumo al máximo.

**Con información de Lourdes Vázquez / Jazmín Castro / Onofre Lujano / Ana Lilia Ojeda

ndr