Fotos: Scarleth Pérez

Scarleth Pérez

León.- Los jugadores de la Plaza de la Tecnología cambiarán de sede luego de que la tienda ‘Morlo’, reconocida a nivel nacional e internacional, dejara el local en la Frikiplaza León. Los sábados por la tarde, en cada mesa había duelos de cartas; ahora apenas y se ocupan dos.

En el sótano de la Plaza, únicamente dos locatarios vendían cartas coleccionables ‘Morlo’ y ‘Crazy Monkey Cards’, el primero reconocido por los grandes torneos realizados dentro de la aplicación Discord, la cual se especializa en permitir que sus usuarios convivan y hagan distintos tipos de streaming a nivel internacional.

El creciente atractivo de ‘Morlo’, sus clientes fijos y el alto costo de los locales, los obligó a salirse en busca de un espacio más amplio. Ahora tiene un local de unos 7 metros de frente, por otros 7 de fondo sobre el bulevar Adolfo López Mateos, casi esquina con la avenida Miguel Alemán.

“Me sale más barato rentar aquí que rentar dos locales allá. Aparte, si hacen eventos alternos se reduce el espacio, hay conflictos porque la gente no respeta las áreas ocupadas para el juego”, dijo Miguel Ángel Morales, dueño de Morlo.

El amplió local de Morlo es el nuevo punto de reunión para quienes buscan jugar cartas en las grandes ligas de la ciudad. Aquí se llevan a cabo torneos de ‘Magic: The Gathering’, ‘Pókemon’, ‘Yu-Gi-Oh’, ‘Digimon’ y ‘Dragon Ball Súper’.

‘Morlo’ llegó a León hace 15 años, recorrió los tres pisos del centro comercial geek, vio llegar a varios comerciantes con el mismo giro (cartas coleccionables), pero solo dos lograron sobrevivir; ahora ‘Crazy Monkey’s Cards’ es el único que vende cartas en la Frikiplaza.

La oportunidad de ‘Crazy Monkey Cards’

El reto para Óscar Campos está en implementar torneos atractivos para los duelistas. pues mientras ‘Morlo’ estaba, él era el único organizador.

“Hay clientes, esos son fijos, pero duelistas hay muy pocos. Nos cayó mal que se fuera ‘Morlo’ porque se llevó mucho público, no son muchos muchachos para dividirlos, era muy bueno estar juntos”.

Óscar reconoce que las ventas no han bajado, pero el número de jugadores sí, si antes la plaza se llenaba, ahora “muy apenas se ocupan la mitad de las mesas”.