Lourdes Vázquez

Guanajuato.- El Instituto de Infraestructura Física Educativa de Guanajuato (Inifeg) podría colocar acrílicos en los salones de clase para proteger la salud de los estudiantes y busca adecuar los bebedores y tomas de agua de las escuelas para que estos funciones por sensores y evitar que sean tocados por los alumnos cuando regresen a clases para evitar contagios de Covid-19

Así lo informó el titular del organismo, Pedro Peredo Medina quien señaló que los prototipos ya fueron presentados a la Secretaría de Salud de Guanajuato, instancia que está evaluación la viabilidad de su implementación. 

El funcionario manifestó que el virus SARS-CoV-2 llegó para quedarse por lo que resultará necesario llevar a cabo adecuaciones a la infraestructura de los planteles educativos, ello a pregunta del diputado del PVEM, Israel Cabrera Barrón

Mencionó que existe una instrucción de suspender el abastecimiento de agua a través de bebederos, sin embargo para cumplir con la obligación legal de atender una necesidad escolar que es la hidratación se desarrolló una propuesta para que los bebederos se accionen por sensor para el llenado de botellas y termos exclusivamente. 

Y también -de ser avalado por las autoridades de salud- se podrían colocar sensores en las tomas de agua, “estamos esperando el resultado de la Secretaría de Salud, tenemos que seguir innovando que es parte de lo que ha distinguido al Inifeg a nivel nacional”. 

En materia de recursos, el funcionario estatal informó a la Comisión de Desarrollo Urbano y Obra Pública respecto a las acciones establecidas en el Plan Estatal de Obra Pública, que a la fecha se han invertido mil 100 millones de pesos en obras y acciones de 401 escuelas del estado con lo que se ha beneficiado a 134 mil 599 estudiantes en los 46 municipios. 

Pedro Peredo manifestó que la labor de gestión es permanente, por lo que actualmente se cuenta con proyectos ejecutivos para mejoras en 10 escuelas por un monto de 180 millones de pesos y se sigue trabajando para que se puedan bajar otros 140 millones de pesos, a fin de cerrar el año con una gestión de 320 millones de pesos.