Daniel Moreno

Celaya.- Vecinos de San Miguel Octopan y sacerdotes se unieron este miércoles para defender de supuestos invasores un terreno que, aseguran, es propiedad de la Parroquia San Miguel Arcangel, ubicada en esta comunidad.

Según la versión de vecinos, este miércoles por la tarde, un par de abogados y otras personas llegaron hasta el terreno ubicado en la calle Doña Bartola, esquina con Juventino Rosas, amedrentando a integrantes de la familia Barrón, quienes desde hace muchos años rentan a los sacerdotes la parcela con el fin de sembrar diferentes alimentos y ayudarse en los gastos de la iglesia.

El terreno en disputa, actualmente sembrado con alfalfa, mide unas 2.5 hectáreas y los vecinos reconocen al lugar como un terreno propiedad de la iglesia desde hace cerca de 80 años, pues sus originales dueños, un matrimonio vecino de la comunidad, decidieron donarlo a los sacerdotes.

También hay papeles

En el lugar, vecinos y ministros religiosos aseguraron que hay papeles que amparan la propiedad a favor de la iglesia, explicando que de la parte contraria les aseguraron tener escrituras que no les mostraron. Además, los habitantes  indicaron que desde hace menos de 8 años empezaron los conflictos por el terreno, pues antes nunca hubo problema alguno.

De igual manera, manifestaron que ya desde hace tiempo se han colocado alambres de púas, árboles y un letrero para delimitar el terreno, pero este lo han quitado.

Asimismo, señalaron que en otra ocasión se metieron con todo y maquinaria pesada destruyendo los cultivos que se tenían en ese momento y, peor aún, hace algunos años los aparentes invasores comenzaron a vender lotes sin documentación, cometiendo fraude al quedarse con el dinero y engañando a quienes creyeron que la oferta era real.

Para evitar la confrontación, policías municipales debieron hacer acto de presencia y ahuyentar a quienes se ostentan como dueños mientras que las partes involucradas deberán pelear antes instancias legales.

ndr