Karla Silva

Silao.- Es ahora en la comunidad ‘El Ranchito’ en Silao, donde los vecinos deben enfrentar la acumulación de basura que representa un riesgo principalmente para los niños.

La irregularidad en el servicio ha empeorado en los últimos meses y, pese los esfuerzos que ha realizado personal municipal, estos han resultado insuficientes para cumplir en su totalidad con las rutas de recolección de desechos.

A una cuadra de la carretera Silao-Bajío de Bonillas, en un camino de terracería de la comunidad Ampliación de Franco, se ubica un tiradero que con el paso de los días crece de manera significativa. Vecinos reportaron que el camión visita la zona una vez al mes “si bien nos va”, lo que provoca enormes dificultades.

Pese a que en el sitio hay pocas viviendas, el camino es paso obligado para decenas de personas que acuden a sus lugares de empleo o a realizar distintas actividades a la zona centro de la ciudad.

“Esa es nuestra problemática de cada semana. Toda la parte de Ampliación de Franco está olvidada, no pasa el camión y ya agarraron (al sitio) de basurero; al rato las mismas personas vienen y la queman”, compartió Norma, una de las vecinas.

Existen varios puntos con basura, pero en el más grande se puede encontrar desde calzado, ropa vieja, cubrebocas usados, alimentos perecederos y hasta botellas de vidrio rotas, basura que es dispersada por los animales.

Para evitar accidentes, los lugareños piden la intervención de las autoridades municipales, pues temen que en próximos días puedan aparecer residuos peligrosos.

ndr