Lourdes Vázquez

Guanajuato.– La diputada de Morena, Magdalena Rosales Cruz acusó que la negativa de la mayoría en el Congreso local para llamar a comparecer al Procurador de los Derechos Humanos del Estado de Guanajuato, Vicente Esqueda Méndez, demuestra el desprecio del PAN hacia los derechos humanos; reiteró que en el estado se vive una severa crisis.

Así lo señaló luego de que, sin mayor crítica, la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos y Atención a Grupos Vulnerables, Patricia Martínez Galván se limitó a enunciar las acciones implementadas por dicho organismo y a señalar el proceso que se llevó a cabo para el análisis del informe y las preguntas que se hicieron y fueron respondidas por el ombusdperson.

Rosales Cruz dijo que solo le faltó a Patricia Martínez alabar a Vicente Esqueda; la morenista señaló que la renuncia de la mayoría del Congreso para ejercer sus atribuciones en materia de derechos humanos, se explica por, “el encono que caracteriza a Acción Nacional respecto a los derechos fundamentales”.

“Esa posición ideológica, los ha llevado no solo a ejercer sus atribuciones, a negar sistemáticamente el reconocimiento y la ampliación de derechos y libertades como el matrimonio igualitario y el derecho a la identidad de las personas trans, sino a desconocer la profunda crisis de derechos humanos que se vive en nuestra entidad”.

En tanto, el diputado del PRI, José Huerta señaló la necesidad de mejorar y fortalecer la institución, así como mejorar la capacitación y educación para las autoridades pues sigue siendo alta la incidencia de violación de derechos humanos.

EZM