Redacción

Acámbaro.- Durante el día sábado y domingo en este municipio de nada importaron las recomendaciones de autoridades municipales y de salud para que no salieran a las calles los niños acompañados por sus padres para pedir en comercios y a la gente la famosa ‘calaverita’.

A calles de centro de la ciudad se vieron invadidas por cientos de niños disfrazados de diablillo, calavera, catrinas entre otros personajes del día de muertos.

Lugares como la plaza Hidalgo y calles Pino Suárez, Guerrero, Abasolo, Aldama, Primero de Mayo, el Jardín Principal, Zaragoza y Allende fueron llenadas por un gran número de niños y adultos que, ignoraron el aumento de contagios.

De nada valió la invitación de las autoridades, desafiando a la naturaleza ante la pandemia de la COVID 19 que se vive actualmente.

La movilización de quienes salieron a pedir ‘la calaverita’ ocasionó embotellamientos en el centro de la ciudad con un tráfico lento entre la algarabía de los niños que salieron a las calles en plena pandemia. Ya de noche continuaban la celebración de día de muertos en Acámbaro.

También lee:

LC