Redacción

Estados Unidos.- Un estadounidense pagó 150 dólares por tener contacto directo con un leopardo negro, sufrió un brutal ataque de este felino. La seriedad de las lesiones le obligó a someterse a múltiples cirugías en la cabeza, incluidas la cara y las orejas.

Dwight Turner, de 50 años, contó durante la entrevista, que el incidente tuvo lugar el 31 de agosto en el traspatio de una vivienda en la ciudad de Davie, Florida.

El hombre vivía en esta casa, identificado como Michael Poggi, según su página en Facebook dirige un santuario de animales raros y en peligro de extinción. En otro sitio web ofrece los animales para acompañar fiestas, cumpleaños y anuncios de televisión y cine, prometiendo una “experiencia extraordinariamente divertida y educativa en fiestas”.

Informe de investigadores de la Comisión de Conservación de Vida Silvestre y Pesca de Florida (FWC) indicó que, una vez que Turner entró al recinto, el leopardo lo atacó.

Las lesiones fueron tan graves que el cuero cabelludo estaba “colgando de su cabeza y la oreja derecha estaba partida por la mitad”.

Las autoridades indicaron que Poggi fue acusado de permitir el contacto total con un animal extremadamente peligroso y fue requerido por mantener animales salvajes cautivos en condiciones inseguras.

*Con información de RT Noticias

AC