Jazmín Castro

León.- Para los adultos mayores la pandemia llegó para afectar su calidad de vida, ya que muchos perdieron su empleo, su salud y son invadidos por la tristeza.

Antes del Covid-19, los pasillos de los supermercados se observaba a los adultos mayores empacando productos, vendiendo en la vía pública, trabajando en fábricas, sin embargo al ser una población vulnerable, muchos de ellos fueron despedidos.

Ernesto Reyes de la asociación ALDAMA, comentó que los programas de empleo temporal, no hubo inclusión de los adultos mayores, aunque las razones son obvias, no quiere decir que ellos no tengan necesidades.

“Los adultos mayores la necesidad más primordial es la alimentación, (…) cuando una llega los 55 años de edad ya es viejo en este país, lamentable porque nadie les dice venta a trabajar a mi fabrica”, comentó.

Explicó que el adulto mayor puede trabajar desde su hogar, por ejemplo en tema de calzado o realizar mano de obra, pero lamentablemente no son contratados, es más, por la pandemia algunos hasta fueron despedidos por el riesgo a su salud.

Hecho que dificulta mucho más labora de salir adelante, mantenerse económicamente, y hasta estar activos en su día a día, pues también la falta de inactividad los sumerge en una situación de tristeza.

Aunque para muchos rubros se dieron apoyos como el Empleo Temporal, la única limitante para ingresar fue ser adulto mayor, pero no hubo una propuesta emergente para ellos.

EZM