Redacción

Estados Unidos.- El confinamiento por la pandemia ha estimulado la creatividad de las personas para poder estar cerca de sus seres queridos. Tal es el caso de estos abuelitos, que se disfrazaron de osos polares para poder abrazar a sus nietos.

Barbara y Clive Walshaw, de 71 y 73 año de edad, querían abrazara sus nietos tras nueve meses sin poder hacerlo y Barbara tuvo una idea.

La abuelita vio que existía la posibilidad de comprar disfraces de oso polares y pensó que así podía pasar las fiestas con sus nietos de manera segura.

Barbara y Clive no dudaron en comprarlos y sorprender a sus nietos.

“Queríamos tener cuidado porque si nos poníamos mal, no seríamos sólo nosotros los que se sentirían mal, los chicos se sentirían responsables de ello, y no queríamos eso”, explicó la abuelita. “Pero el disfraz funcionó muy bien. Totalmente cerrado. Fue la mejor idea que creo que he tenido”.

Con información de Televisa News

Te podría interesar:

SZ