Jazmín Castro

León.- La Contraloría Municipal abrió una investigación contra el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León (SAPAL), luego del fallecimiento de cinco de sus empleados en una planta de tratamiento, el pasado viernes.

El síndico y presidente de la Comisión de Gobierno, Christian Cruz Villegas, comentó existen tres tipos de responsabilidades por parte de SAPAL y que tienen que ser investigados por la Contraloría, La Fiscalía General del Estado además de la Subsecretaría del Trabajo y Previsión Social.

Tras los hechos ocurridos el pasado viernes en una planta de tratamiento de aguas residuales, donde cinco empleados fueron encontrados sin vida en el módulo de desbaste, el organismo informó lo siguiente en un comunicado de prensa: “los resultados anteriores permiten suponer que se generó una alta concentración de gases tóxicos en un área abierta, es decir, al aire libre dentro de las instalaciones. Es importante considerar que es común la formación de ácido sulfhídrico en el medio ambiente de las plantas de tratamiento de aguas residuales”.

Mientras tanto ese día, familiares de las personas que laboraban en ese horario y en dicho sitio, llegaron al lugar y señalaron que no tenían por qué ponerlos a trabajar en dicha área, debido a que eran prácticamente nuevos en SAPAL.

Finalmente, el funcionario comentó que esperarán los resultados de las investigaciones y los peritajes, para conocer si se siguieron o no los protocolos, con el objetivo de garantizar la seguridad en un futuro de otros trabajadores.

EZM

Por si no lo recuerdas: