Nayeli García

Irapuato.- El obispo Enrique Díaz Díaz advirtió que el aborto nunca va a ser la solución a las injusticias que viven las mujeres, por lo que aunque dijo apoyar las manifestaciones femeninas que buscan la igualdad y dignidad de la mujer, dijo que él siempre estará a favor de la vida.

Esto ante la convocatoria que grupos feministas están realizando para este lunes en el centro de la ciudad para por el día de la despenalización y legalización del aborto.

En Guanajuato, según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública de enero a agosto, se han presentado 20 denuncias por aborto, siendo Celaya el municipio con mayor número de casos con cuatro denuncias, seguido por Irapuato con tres, Dolores Hidalgo, Guanajuato, Salamanca, y San Felipe suman dos casos cada uno, mientras que Apaseo el Alto, Apaseo el Grande, Pénjamo, y Silao registraron una denuncia.

“Siempre he estado a favor de la vida, hay una injusticia en contra de las mujeres, el aborto yo lo considero una situación de injusticia, llegar a la situación de aborto implica una violación, una irresponsabilidad o algo que falló para llegar a una situación de aborto y no estoy de acuerdo”.

Obispo Enrique Díaz

Según las cifras oficiales nacionales señalan que en los primeros meses del año, en promedio 189 delitos se cometieron todos los días en contra de las mujeres y al menos 60 mil 700 realizaron alguna llamada de emergencia al 911 solicitando ayuda al ser víctimas de la comisión de algún delito.

Ante estos números Guanajuato ocupa el primer lugar nacional en homicidios dolosos en contra de mujeres con 295 víctimas y 430 por el delito de homicidio culposo, así como ha registrado 37 mil 988 víctimas por lesiones dolosas, y 354 fueron víctimas de violación; estos entre otros delitos que ya son investigados por parte de las autoridades competentes.

“No va a ser una solución el aborto a las situaciones de injusticias y lo que estoy de acuerdo es el respeto a la mujer y sus derechos, no en las formas en que a veces lo hace, estoy de acuerdo que en nuestro México y en nuestro estado falta mucho respeto a la dignidad de la mujer a la apreciación de la mujer y se tiene que seguir trabajando no como opuestos de la mujer, sino como iguales e la dignidad como iguales en valor y con los mismos derechos y las mismas responsabilidades”, consideró.