Redacción

Pénjamo.- Durante el siglo pasado, de 1904 a 1959, operó en la comunidad San Francisco del Rizo, en el municipio de Pénjamo, una central hidroeléctrica que atendía la demanda energética de Pénjamo, Degollado y La Piedad, pero hoy está abandonada.

Rubén Rizo Navarro, habitante de la comunidad San Francisco del Rizo, que colinda con los Estados de Jalisco y Michoacán, informó a través de una entrevista que concedió al cronista de la ciudad, de la reseña histórica que tiene esta central hidroeléctrica.

La planta fue construida por una empresa inglesa llamada Guanajuato Power Company y entró en operaciones en 1904. Para traer el agua del Río Lerma hasta las turbinas que generaban la electricidad, construyeron un canal de 5 kilómetros de longitud, que tiene tramos elevados.

Esta planta estuvo funcionando durante 55 años, abasteciendo la demanda eléctrica de los municipios de Pénjamo, en Guanajuato; Degollado, en Jalisco; y La Piedad, en Michoacán.

Dejó de funcionar en el año de 1959, cuando entró en vigor el decreto del entonces Presidente de la República, Adolfo López Mateos, que nacionalizaba la energía eléctrica.

Las instalaciones pasaron a ser propiedad de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) quienes abandonaron la central hidroeléctrica, hoy, sus muros encierran parte de la historia y fueron testigos de una época donde la modernidad auguraba un futuro prometedor, para esta región del país.

También te puede interesar: CFE deja sin luz al palacio municipal de Pénjamo por falta de pago

LC