Redacción

Moroleón.- En una tumba del panteón municipal Dolores, en una bolsa de plástico, fue abandonado un feto de un promedio de siete meses; el hombre que hizo el hallazgo llegó a realizar limpieza en la tumba y dijo a las autoridades de Seguridad Pública, que conocía a la persona que dejó los restos del pequeño cuerpo humano, por lo que se le recomendó denunciar los hechos en la agencia del Ministerio Público.

Este domingo, minutos después del medio día, una llamada telefónica del encargado del panteón al Sistema de Emergencias 911, alertó sobre el hallazgo de lo que parecía un feto humano en una de las tumbas.

Elementos de Seguridad Pública, al llegar al lugar, fueron guiados hasta la tumba, donde se encontraba Daniel ‘N’ de 28 años de edad, quién les informó que minutos antes, había llegado con la intención de realizar limpieza en el sepulcro y durante el trabajo vio una bolsa negra, semi enterrada y de donde se despedía un olor fétido.

También lee: Bebé de solo un año muere en hospital de León; estaba cubierta de golpes

Agregó que, al remover la tierra y analizar la bolsa, detectó que se trataba de un pequeño cuerpo humano. Además, dijo a los policías que él podía conocer a la persona, la mujer que pudo abortar y abandonar el feto en la tumba.

Los uniformados recomendaron al hombre acudir ante el representante de la Fiscalía General del Estado, para que sean ellos lo que realicen las investigaciones correspondientes y determinen si en realidad el feto localizado, pertenece a la mujer que presume fue la culpable.

Los restos fueron asegurados en el lugar y también se dio parte a la representante de la agencia del Ministerio Público en turno, para el inicio de la carpeta de averiguaciones.