Nancy Venegas

Irapuato.- Cinco organizaciones que representan 48 mil escuelas particulares y al menos 5 millones y medio de alumnos en el país, renunciaron al grupo de trabajo para elaboración del proyecto de Norma Oficial Mexicana PROY-NOM237-SE-2020, tras las omisiones de funcionarios federales, por considerarlo irregular.

La norma pretende que los colegios cumplan con obligaciones fiscales como cualquier establecimiento mercantil. Escuelas particulares han dicho que con esta propuesta cerrarían algunas instituciones y los padres de familia resultarían afectados por que se incrementaría el costo de colegiaturas.

De aprobarse la norma 18 mil 657 planteles privados del país y 852 que operan en Guanajuato, estarían en riesgo de cerrar, con ellos centenas de personas perderían sus empleos y miles de alumnos tendrían problemas para continuar sus estudios.

El proyecto de Norma Oficial Mexicana “PROY-NOM-237- SE-2020” elaborado por la Dirección General de Normas de la Secretaría de Economía, busca regular los servicios que brindan las escuelas particulares para evitar que abusen o efectúen cobros excesivos.

“Consideramos que de ser aprobado generará una sobrerregulación que traerá como consecuencia costos adicionales de operación para la Educación Particular, lo que afectará los bolsillos de las familias y desaparecerá a las escuelas particulares más pequeñas, además de crear un negocio millonario para unas cuantas empresas certificadoras”, dijo María Luisa Flores Del Valle, presidenta de la Alianza para la Educación Superior (ALPES).

En conferencia de prensa virtual, Ma. de Jesús Zamarripa Guardado, presidenta de la Confederación Nacional de Escuelas Particulares A.C. (CNEP), señaló que durante las mesas de trabajo, “han marginado la participación de quienes representamos a instituciones particulares, hasta el punto de “expulsar” sin razón o justificación, a representantes de las escuelas particulares y cancelándoles la transmisión”.

EZM