Hay condiciones suficientes para que en 2021 en el estado se pueda llevar a cabo un proceso electoral seguro, transparente y sin incidencias, al contar con instituciones sólidas para garantizar esta situación. La seguridad no será un factor que pueda afectar las elecciones y que aunque todo lo relacionado con el proceso electoral corresponderá a cada partido político y a los institutos electorales estatal y federal, la autoridad guanajuatense garantizará que haya una elección tranquila”.

(Gobernador del estado de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo)

Resulta necesario que el Gobierno del Estado que encabeza el panista, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, ofrezca a la sociedad su proyecto de seguridad pública para en las elecciones los diversos sectores sociales participen sin temor de ser agredidos. No pueden las autoridades del estado, el alto mando y subordinados, estar agazapados sin presentar los planes para la protección de los gobernados durante el último mes de la campaña y la jornada electoral el primer domingo de junio.

Alas campañas electorales les restan sólo poco más de 4 semanas de mayo y dos días de junio; las votaciones serán el domingo 6 de junio. Lo cual presupone un incremento de actividades en la contienda por las posiciones en los ayuntamientos y diputaciones federales y locales. Sin embargo, será hasta esta semana cuando empiece a “normalizarse” el proceso electoral 2020-2021 porque aún existen casos pendientes de registros de planillas y fórmulas de diputaciones locales.

Frente a la intensidad que se avecina en las elecciones, las instancias encargadas: Instituto Electoral del Estado (IEEG) y el Tribunal Electoral del Estado de Guanajuato (TEEG), debieran presentar a la ciudadanía un informe de actividades del momento, del calendario y la aplicación de sus programas; la autoridad estatal sobre la seguridad como de las anomalías que fueron emergiendo desde que empezaron las elecciones el 7 de septiembre del 2020.

Resulta necesario que el Gobierno del Estado que encabeza el panista, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, ofrezca a la sociedad su proyecto de seguridad pública para en las elecciones los diversos sectores sociales participen sin temor de ser agredidos. No pueden las autoridades del estado, el alto mando y subordinados, estar agazapados sin presentar los planes para la protección de los gobernados durante el último mes de la campaña y la jornada electoral el primer domingo de junio.

Debido al protagonismo que han tenido el IEEG y el TEEG, antes de que arranque la etapa de los debates el 8 de mayo, tienen una buena oportunidad de comunicarle a los electores de sus actuaciones en las diversas etapas incluido de registros de candidaturas y cómo encararon los conflictos que ganaron presencia gracias a los errores y omisiones de 11 partidos, grupos independientes y con los organismos electorales.

Las heridas provocadas por inhabilitaciones de planillas y candidaturas a diputados locales siguen abiertas; sin olvidar que algunos institutos políticos pidieron sancionar a los consejeros electorales del IEEG por sus fallas hasta abusos de autoridad, el PAN se colocó como cabeza de playa para que les apliquen las correcciones; sobre todo luego de que los tribunos electorales estatales le corrigieron la plana a los consejeros.

Quedan muchos aspectos por analizarse antes de que se formalicen las candidaturas para las impresiones de boletas; uso de recursos ilícitos y participación de grupos delincuenciales en las “definiciones” electorales. Sin soslayar que la autoridad tiene el mandato constitucional de proveer seguridad pública a los pobladores. El gobernador Sinhue Rodríguez Vallejo aseguró que la seguridad no iba a afectar las elecciones del 2021, aunque ya se tienen visos de las anomalías

Sumario de la Inseguridad

La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, por medio de su titular, Rosa Icela Rodríguez, comunicó la semana pasada que las candidatas (os) amenazados por la delincuencia organizada suman 234, quienes solicitaron la “protección personalizada”; bajo la estrategia de la Protección en Con texto Electoral, del 4 de marzo al 30 de abril, se atendieron las denuncias de 133 hombres y 101 mujeres.

En 92 eventos se abrieron carpetas de investigación; se perpetraron 12 asesinatos contra candidatos a cargos de elección, y en 113 casos se valoran posibles medidas de protección; a 109 se les “da seguimiento” por las posibilidades de acciones de amenazas o de violencia.

La secretaria Rosa Rodríguez indicó que junto con los gobiernos locales se otorgaron medidas de protección a 65 candidatos y que 40 de ellos cuentan con la protección de las policías estatales; 17 de la Guardia Nacional y 8 personas más de otras autoridades. La inseguridad y la violencia se van desplegando y tomando lugar en las diversas plazas.

En Guanajuato, los “casos de violencia” en las elecciones se han conocido desde el 2020, sobresaliendo la “ejecución” del diputado local albiazul, Juan Antonio Acosta Cano, en Juventino Rosas, el legislador era suspirante a la candidatura del PAN a la presidencia municipal. Después en Apaseo el Grande, la criminalidad lanzó un ataque directo en contra de Alejandro Galicia Juárez candidato a primer regidor del PRD y Juan Ignacio de la Cruz, delegado solaztequista en el municipio. Ahí, Galicia perdió la vida.

En Dolores Hidalgo el abanderado independiente a la alcaldía Julio González desveló que su casa había sido atacada por dos sujetos, quienes le aventaron una “bomba molotov”. En Salvatierra, el domingo pasado ejecutaron a la esposa del regidor Miguel Alberto Cardiel Ledezma del PVEM. Algunas agresiones no se han sumado en esa relación, por ello resulta menester que el Fiscal General del Estado, Carlos Zamarripa, entregue los datos de quienes han sido atacados en el proceso electoral con rasgos políticos.

Topografía

Agrimensura. Sin querer queriendo. La justicia electoral federal está ofreciendo a la nomenclatura albiazul, que va de Paseo de la Presa en la Capital hasta la sede del PAN estatal en León una especie de chance, a fin de redireccionar rumbo, pues con su sentencia favorable para que José Luis Vega retorne a la segunda sindicatura de la planilla albiazul por el Ayuntamiento de Guanajuato, que preside Alejandro Navarro, se acabaría la “mala vibra” para se fortalezca el grupo de la municipalidad.

De paso vendría la calma, porque quien tomó esa sindicatura no logró aprobar el examen de mesura hace varios días. Rodrigo Martínez Nieto de la Universidad Santa Fe, como está enterado el gobernador, Diego Sinhue Rodríguez, tiene “gusto obsesivo” por los cortes de listón y no le gusta caminar las campaña. Además de haber provocado un conflicto entre panistas capitalinos por su incrustación en la planilla. José Luis Vega se registró por la sindicatura pero en la integración simplemente lo dejaron fuera e inscribieron a Rodrigo. El quid de la sentencia del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación -Sala Monterreyse le ordena al PAN “estudiar a fondo” el proceso de inscripción de la planilla; prueba de la habilidad de José Luis Vega que le alcanzó para ganarle a su partido.