Gilberto Navarro

Guanajuato.- Desde hace más de un año, la dirección de Servicios Públicos mantiene un litigio en contra de un exempleado para cobrarle 18 mil pesos de daños que causó a una barda al chocar un vehículo oficial en estado de ebriedad.

El titular de la dependencia, Marco Figueroa, señaló que hace poco más de un año y medio, un chofer de la dependencia fue despedido después que a bordo de una camioneta oficial chocó contra una barda cuando estaba en estado de ebriedad.

Sin embargo, el monto de su liquidación no fue suficiente para pagar los daños causados, por lo que se inició un litigio civil para el cobro, el cual se ha retrasado debido a la pandemia.

“Nuestro empleado había ingerido bebidas alcohólicas y se fue contra una cerca de piedra, no dio la vuelta para incorporarse a la calle y se estampó contra esta. Es muy tardado porque por la pandemia no nos han dado cita, no iban los peritos, por eso fue que nos tardaron mucho pero ahorita ya está en vías de solución”.

Son poco más de 18 mil pesos lo que el municipio le reclama al exempleado por el accidente.

El funcionario señaló que en lo que va del año no se han reportado percances mayores en los que se vean involucrados choferes de la dependencia, sino que solamente se han presentado algunos choques menores en la operatividad diaria.

Sin embargo, estos son absorbidos por el seguro con el que cuenta la dirección y no han pasado a mayores.

“No ha habido ninguna situación de daño para nuestras unidades, más bien ha habido más de 12 siniestros que son leves. Hay coches que se estacionan pegados a nuestras unidades y cuando los despegan por el peso se van para atrás y les pega”.

ac