Redacción

Ciudad de México.- Santiago Solari dio sus primeras palabras como director técnico del América. En entrevista concedida a TUDN, el argentino dijo que llega con gran ilusión al equipo, que “tiene una historia ganadora arrolladora”.

El extécnico del Real Madrid mencionó: “Es una gran alegría poder trabajar en un club con una historia ganadora arrolladora”.

Sacó a relucir sus grandes dotes de escritor, vanagloriando el nombre de su nuevo club: “Y con un nombre que evoca la esperanza y la oportunidad: América, la patria futbolera se podría decir”.

Se dijo agradecido de haber sido escogido como técnico del proyecto azulcrema: “Es una oportunidad maravillosa y estoy con muchas ganas de estar ahí”.

Solari recordó su paso por México como jugador, cuando perteneció a los ‘Potros de Hierro’ del Atlante. “Es un país en donde se vive el futbol con tal intensidad, que para todos los que amamos este deporte, es una gran oportunidad y un honor estar ahí”.

“El América es uno de los grandes del continente y del mundo, y el futbol mexicano es todo pasión. No tengo otra cosa que felicidad y muchísima ilusión por llegar”, agregó.

Solari dejó en claro donde se formó como entrenador y los valores que adoptó, “humildemente yo he pasado más de la mitad de mi vida deportiva en el Real Madrid y tengo el honor de haberme formado en unos valores deportivos que nos preparan para ser embajadores de la excelencia en el mundo del futbol y para mí es un honor poder trabajar en el América y poder dar lo mejor de mí a este gran club”.

Se espera que Santiago Solari llegué a México el próximo sábado y de inmediato se ponga a trabajar con el equipo azulcrema que iniciará el torneo el próximo sábado  de enero, recibiendo la visita del Atlético de San Luis.

Nardi sería su auxiliar

Informaciones provenientes de Argentina señalan que Lucas Nardi, exentrenador de Estudiantes de La Plata será uno de los auxiliares técnicos de Santiago Solari en el América.

Nardi, de 40 años de edad, tuvo una trayectoria deportiva opaca, jugando en clubes de mediana calidad. Cómo técnico en 2017, asumió la dirección de Estudiantes, pero después de nueve juegos renunció.

ndr