Daniel Moreno

Tarimoro.- Pasaron 70 días desde  la jornada electoral y Adriana Bravo Maldonado  ex candidata a la presidencia municipal por el PT en Tarimoro y a la vez regidora electa para el gobierno 2021-2024 no ha retirado su  propaganda electoral de la vía pública.

Por varias calles del municipio de Tarimoro, especialmente en la zona urbana, aún se pueden ver pendones de PVC colgados de postes, así como bardas pintadas con su nombre y los colores de su partido.

Al respecto, Ramón Vega, director de Desarrollo Urbano, reconoció que intentando demostrar  tacto político a la excandidata y futura regidora no se le ha mandado solicitud alguna para pedirle que retire su propaganda, pues reconoció que otros excandidatos cómo Mary Arreola del PAN o Moisés Maldonado del  PRI aún mantienen propaganda electoral en las calles, sin embargo, la han ido retirando gradualmente y no se encuentra en el equipamiento urbano como si lo tiene Adriana Bravo.

El director reconoció que la excandidata no ha cumplido con lo establecido en el Reglamento para la Difusión, Fijación y Retiro de la Propaganda Electoral emitido por el Instituto Electoral del Estado de Guanajuato, ya que el resto de los candidatos usaron  materiales permitidos, pintaron bardas que ya están  despintadas y colgaron mantas o lonas en paredes de domicilios particulares con previa autorización de los propietarios.

Pero en el caso de Adriana Bravo del PT, sin permiso alguno usó pendones de PVC, actualmente prohibidos por su alto grado de daño ambiental, los cuales colocó en postes de luz y de teléfonos, también se pueden ver bardas que no han sido despintadas con la propaganda electoral de la ex candidata.

Justamente este reglamento de la autoridad electoral en sus artículos 20, 26 y 28 señala que la propaganda electoral debe ser con materiales reciclables o biodegradables, cosa que no cumplen  los pendones de la candidata, también se indica que no podrán colgarse del equipamiento urbano y que deberán retirarse siete días después de la jornada electoral.

Ramón Vega reconoció  también estar esperando que el Instituto Electoral se posicione al respecto, pues lamentablemente por reglamento, el municipio no tiene como sancionar a la regidora electa candidata y obligarla a retirar esta propaganda no descartando que ese costo deba asumirlo el municipio y la basura electoral termine en el tiradero municipal.

MD