NUNCA PIERDEN. Ya sabemos que ni siquiera en tiempos de pandemia, crisis y austeridad, los partidos no sufren por dinero público. Pese a que no será año electoral, en 2022 los 5 partidos políticos con registro en Guanajuato podrían recibir del erario más de 173 millones de pesos para sus actividades ordinarias y tareas de promoción.

PARA ARRIBA. De esa cantidad, 168 millones están destinados para actividades ordinarias. El PAN, de acuerdo a la votación obtenida en el reciente proceso electoral tendría la mayor tajada con 63.8 millones de pesos mientras que Morena recibiría 40.4 millones de pesos que es la segunda mayor cantidad.

EL RESTO. El PRI, como tercera fuerza política dispondría de 27.2 millones mientras que Verde y Movimiento Ciudadano recibirían casi el mismo monto: 18.9 y 18.2 millones de pesos respectivamente. Los otros 5 millones se distribuirían para actividades específicas.

CASI DE TRÁMITE. La comisión de Prerrogativas del Instituto Estatal Electoral aprobó ayer el proyecto de acuerdo de financiamiento para los institutos políticos en la entidad que será sometido para su eventual aprobación por el pleno del consejo general del Instituto Estatal Electoral y posteriormente se incluirá en el proyecto de presupuesto a consideración del pleno del Congreso local.

ADIÓS. Cabe señalar que tras la pérdida de registro de Nueva Alianza y PRD y que partidos con registro nacional como el PT que todavía alcanzaron una tajada del presupuesto el año en curso, esta será la primera ocasión en varios años que el monto global se distribuya solo entre 5 partidos.

MÁS RECURSOS. En 2019, año posterior al proceso electoral 2018, el presupuesto ejercido por los partidos fue de 147 millones, 26 millones menos de lo solicitado ahora.

ANTECEDENTE. En ese año, el PAN recibió 45 millones, Morena 25 millones y el PRI, 21 millones. El partido Verde dispuso de 15 millones mientras que los restantes 30 millones se repartieron entre Movimiento Ciudadano, PRD y Nueva Alianza.

LOS QUE PIERDEN. PAN y Morena disfrutan el aumento de su porcentaje de votación y Movimiento Ciudadano casi duplica financiamiento en 3 años. El más castigado es el PRI que tendrá 6 millones de pesos menos con respecto a 2019 y el Verde con 3 millones menos.

MARIO BRAVO: AGUA Y AJO

APECHUGAR. Como era de esperar, la declaración del secretario de Seguridad de León Mario Bravo Arrona resultó ser un exabrupto del funcionario, natural tras el asesinato de uno de los policías municipales pero imposible de materializar en los hechos.

LA CALENTURA. Tras el asesinato de un policía que realizaba una custodia a solicitud de la Fiscalía, en una entrevista el funcionario dijo que que no le importaba pagar multas en lugar de poner a sus elementos en riesgo. Eso es impensable desde el punto de vista legal pero al final refleja la impotencia de quien encabeza una corporación que lamenta 2 víctimas en 5 días.

VUELTA A LA PÁGINA. Es el costo de la ratificación que hoy estaría oficializando Alejandra Gutiérrez Campos.

LA DEL ESTRIBO…

Antes de lo previsto, la Junta de Gobierno del Congreso del Estado hizo oficial la propuesta del nombramiento de Christian Cruz Villegas como nuevo secretario general del legislativo quien llega a sustituir a Ricardo Narváez Martínez quien ayer renunció al cargo.

En el caso de la secretaria general del Congreso, Cruz Villegas ya solicitó licencia a su cargo como síndico del Ayuntamiento aunque todavía participará en la sesión de cabildo de esta mañana y enseguida parte al Palacio Legislativo a rendir protesta ante el pleno aunque formalmente entra a la nómina hasta mañana.

BERNARDO LEÓN: EL “HUBIERA” NO EXISTE

¿Qué habría pasado si el asesor michoacano en seguridad Bernardo León Olea hubiese optado por aceptar la invitación que le hizo el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo para formar parte de su administración hace más de 3 años ?

León Olea había aceptado en principio la invitación del entonces ejecutivo electo para formar parte del gabinete de seguridad, presumiblemente estaba destinado a la posición que ahora ocupa Sophia Huett.

Seguramente no se habría enemistado con Rodríguez Vallejo y hasta fuese del agrado del Fiscal Carlos Zamarripa quien luego ya no lo podía ver ni en pintura.

Evidentemente, Bernardo León no habría podido ser el asesor estrella de Héctor López Santillana para el segundo trienio y no hubiese cobrado como 3 o 4 millones por los servicios de consultoría pero tendría un cargo en el gobierno estatal sin mucho desgaste.

Juzgue usted a Sophia Huett o a cualquier otro que haya ocupado un cargo en el consejo de seguridad. León Olea no sería el autor de un modelo de seguridad que quedó entre azul y buenas noches y que le costó al erario varios millones de pesos.

Pero sería un funcionario más del gabinete dieguista. Vaya usted a saber si habría aguantado o no el paso. Seguro que no habría podido asesorar al gobierno federal al formar parte de un gobierno panista y quizá tampoco habría sido candidato a diputado por Movimiento Ciudadano en Michoacán.

La historia fue otra. León Olea quien en su momento, participó en la campaña por la presidencia de la República Vicente Fox Quesada había sido comisionado de Seguridad en Morelia, Michoacán.

Hace 3 años, en la transición de gobiernos municipales y estatal, León Olea fue protagonista porque invitó a Morelia a Ricardo Ortiz que era en ese momento alcalde electo por segunda ocasión en Irapuato.

De manera paralela, León Olea trabajaba con los representantes de la mesa ciudadana de seguridad en León con el diseño de una nueva estrategia de seguridad con el alcalde también reelecto de León, Héctor López Santillana.

A principios de octubre, el alcalde de Irapuato Ricardo Ortiz decía que León Olea no sería titular de Seguridad en ese Municipio aunque sí, asesor externo.

Cuando se publicó esto en redes sociales, el Municipio de León calificó como falsa la información que se generaba en Irapuato.

En su momento, el ahora exdirigente del Consejo Coordinador Empresarial de León José Arturo Sánchez Castellanos y principal impulsor para contratar al susodicho asesor validaba el dicho de Ortiz y aseguraba que la decisión solo fue de López Santillana.

MORENA: LA PRIMERA “CHAMAQUEADA” EN EL CONGRESO

Seguro que el coordinador de la bancada panista en el Congreso local, Luis Ernesto Ayala Torres pudo sonreír satisfecho en su primera aduana como pastor de la bancada azul. No se despeinó para imponer la ley de la aplanadora azul en las urnas y consumar el control de las comisiones legislativas más importantes y darse gusto de ver el talante de sus interlocutores en la Junta de Gobierno.

El PAN tendrá el control de 11 y 4 de las más importantes. De hecho, en Hacienda y Justicia repiten los mismos presidentes que cerraron en la anterior legislatura. En la primera, Zanella y en la segunda, Laura Cristina Márquez. En Gobernación mientras tanto, presidirá Susana Bermúdez y en Seguridad, Martín López Camacho ahora será el presidente en detrimento de Rolando Alcántar que lo fue en la pasada legislatura y que ahora no encabeza ninguna.

Morena presidirá 4; retiene la presidencia de Salud que ahora encabeza Irma Leticia González y la de Derechos Humanos y Atención a Grupos Vulnerables con David Martínez. Las otras 2 que preside son la de Migrante que será presidida por Hades Aguilar Castillo y la de Juventud con Martha Edith Moreno. La primera la encabezaba el PRI y la segunda la tenía el PAN.

El PRI por su parte preside 2, una de ellas, ya la tenía que es Asuntos Electorales que será encabezada por Gustavo Alfaro y la otra, de Igualdad de Género que tenía Morena y que ahora presidirá Yulma Rocha Aguilar. El Verde mientras tanto retiene la presidencia de la de Medio Ambiente con la diputada Martha Ortega, al frente.

En la negociación, el más respondón, resultó ser Gerardo Fernández del Verde que es el que menos canicas tiene para negociar. Y Ayala Torres desdeñó con la mano en la cintura su carta a los reyes. Como a todos los coordinadores, le presentó lo que con base en números le correspondía y se acabó. Por eso, Fernández quedó inconforme.

Mejor le fue al del Verde con el pastor de Morena, Ernesto Millán quien le cedió al tucán un asiento en la comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales.

También el del PRI, Alejandro Arias Avila está agradecido con el morenista porque por alguna razón Millán quería la presidencia de la comisión de Juventud que era para el PRI pero el tricolor no quiso a cambio la del Migrante que le ofrecía Morena.

Y fue así que el PRI ganó la comisión para la Igualdad de Género que le cayó como anillo al dedo a Yulma Rocha Aguilar que de esa forma no tiene manera de quejarse frente a su coordinador Alejandro Arias.

Y mientras tanto, en el PAN, el gran damnificado resultó Rolando Alcántar quien presidía la comisión de Seguridad, una de las más importantes en el legislativo. Y no solo le quitaron la presidencia sino que lo dejaron sin una sola secretaría. ¿Qué habrá hecho Rolando para merecer tal castigo?

En suma, la primera aduana en el Congreso local deja claro que el coordinador de la bancada de Morena tendrá que aprender rápidamente porque en esta primera otorgó demasiadas concesiones sino es que se lo chamaquearon.

Morena es la segunda fuerza política y ya lo conocieron sus pares en la Junta de Gobierno. Cuidado, si le toman la medida.