Opinión Yerbamala

1.- Un mundo justo y saludable

Aunque la obsesionante realidad se impone sin restricciones, desvelando los problemas graves, como la pandemia 2020-2021, para la autoridad pareciera que todo está hecho a pesar de los 250 o 350 mil muertos, sin más que hacer en el Aniversario de la OMS y también el Día Mundial de la Salud. El gobierno federal hizo la entrega de reconocimientos a los trabajadores del Sector Salud, actos similares se realizaron en varios estados; nadie aludió la atención integral de la salud de la gente, empezando por el secretario Jorge Alcocer Varela.

Ese llamado para 2021 para la “construcción de un mundo más justo y saludable” quedó rezagado, pues la dinámica política, incluso electoral, obnubiló la consigna. En Guanajuato, existe la creencia, con base en la “Grandeza de México”, que cuenta con la infraestructura más importante del país en materia de salud, aunque todavía no se concibe cómo proporcionar “mejores” condiciones de vida de quienes nacen, conviven, trabajan y envejecen, atendiendo una pirámide de edad que cambia y la pandemia que va alterando el comportamiento.

Por otro lado, los candidatos deberán reflejar en sus propuestas los efectos de las crisis para superarlos, desempleo, salarios bajos, carencia de vivienda y el atorón que sufrió la educación que con llevan “desigualdades” que incluyen la falta de entornos seguros, agua y aire limpios, seguridad y seguridad alimentaria; factores que deben considerar los gobiernos en está ocasión.

2.- La política de casa

El profundo centralismo de la política que se ha generado este sexenio, pareciera también atraer para sí el interés electoral desde la lógica de los partidos, que perciben las localidades como extensiones de lo que suscita en torno a Palacio Nacional y su relación con la oposición. Sin embargo, el ciudadano de a pie, aunque ensordecido por la algarabía diaria nacional, sabe y siente los problemas de su localidad, los que realmente le importan, porque le hieren, le punzan.

Como elección intermedia, los candidatos que buscan el poder en los municipios de Guanajuato, tienen la oportunidad de ceder la voz y escuchar a sus conciudadanos en sus localidades, de quienes esperan el voto, pero a quienes deben, antes que nada su atención y respuestas, propuestas concretas, para mejorar su entorno, sus servicios, su seguridad.

En León, la candidata del PAN por la alcaldía, Alejandra Gutiérrez Campos, ha establecido desde su manifiesto y discurso público, su deseo de incidir en la economía de los leoneses. Toca que su planteamiento, recibido con interés, ofrezca números concretos, ella es experta, sobre cómo desde el presupuesto puede alentar la creación de empleos o una economía de sobrevivencia para quienes han sido afectados por las consecuencias de la pandemia.

Su contrincante, el morenista Ricardo Sheffield Padilla, que oficialmente arranca campaña este jueves, aunque ya estaba a la vista pública desde la semana pasada, bien puede tomar distancia de la verborrea mañanera y aterrizar en la realidad leonesa, como candidato, ya no como exprocurador del consumidor, mostrando que puede jugar dentro de los márgenes de la ley. Dejar las generalidades de la inseguridad, aquella que no pudo resolver con la mayor Anguiano.

3.- Contrastes

Mientras que en la ciudad de Celaya se vive una elección sui generis, por la eliminación, al menos temporal, de varios candidatos por no haber cumplido con las de la ley para jugar en el proceso, hay quienes exhiben que la mano que mece la cuna es de casa, como pasa en Morena. Cuando lo que debieran preocuparse es por la legalidad de sus actos.

A pesar de la gran batería jurídica, precisa y concisa en lo general y en lo electoral, la dinámica interna de los partidos se impone por la fuerza grupal o cofradía que arraiga a la nomenclatura, pero que también es factor de conflictos como en Morena, donde las elecciones pararon por definición de candidaturas. Los inconformes protestan por las calles del estado, como en la CDMX, contra el dirigente Mario Delgado; falta la designación de candidatos a diputaciones locales a obtenerse en fast track con encuesta y registrar al diez para las doce, del 10 de abril.

En contraste, como cantan los niños en la Víbora de la Mar -los de adelante corren mucho y los de atrás se quedarán- en Irapuato, la aspirante panista a la presidencia municipal, Lorena Alfaro García encontró eco en las comunidades rurales. Fue recibida con entusiasmo porque una buena parte de quienes le escucharon eran  mujeres, la migración se ha llevado a buena parte de los hombres a los Estados Unidos y Canadá. Hubo identificación y hasta complicidad entre ella y las asistentes a los actos comunitarios.

De la Valija.- Receta extendida 

     Hacia un segundo año sobreviviendo las condiciones impuestas por la pandemia provocada de COVID-19 y con una vacunación prioritaria e incompleta a personas con más alta probabilidad de contagio, el sector salud, federal y estatal, debiera de escuchar las voces que demandan por sus actividades como médicos “particulares”, dentistas, reporteros, personal de farmacia, protección civil, policía y tránsito, entre muchos, para hacer un ajuste al Plan de Vacunación, para que sean incluidos porque sus actividades los ponen en alto riesgo de infección.

     Ni el subsecretario de Salud federal Hugo López-Gatell, ni el secretario de Salud local, Daniel Díaz, pueden negar que luego de trece meses transcurridos, muchos referentes que se tenían de la enfermedad fueron modificados, incluso los dos enfermaron, porque la aventura ha sido muy dura y le falta “más tiempo”. Debido a ello es muy importante repensar la estrategia inmediata y de mediano plazo para atemperar las infecciones y también la fatalidad, los decesos. La clave para el gobierno estatal es exponer a la Federación el plan alternativo.

Contra retrato

Daniel Alberto Díaz Martínez

Pasado el caos del primer día en la vacunación de los adultos mayores leoneses, los centros de inoculación se mostraron más desahogados y pronto hubo necesidad de convocar a la población a llevar a sus mayores a que recibieran la vacuna contra la COVID-19.

Daniel Alberto Díaz Martínez, secretario de Salud estatal, debe aprovechar la experiencia para lograr una mejor coordinación con el gobierno federal. La salida de aprovechar el excedente en aquellos nacidos en 1961, fue sensata, aunque hubo resistencias iniciales.

Sin embargo, resulta grave y preocupante que miles de adultos mayores no llegaron a los centros de vacunación. Las razones deben revisarse. La alta marginalidad en muchos puntos de León, seguramente ha sido factor esencial para que muchos abuelitos no supieran o no pudieran llegar por su vacuna. Daniel Díaz, tiene que tener diagnóstico oportuno del hecho y remediarlo.

Related posts