Andrés Manuel López

Cuando la Federación presentó en mayo pasado su plan de Nueva Normalidad para superar el confinamiento impuesto por la pandemia, se glosó muy fuerte que la estrategia, de aplicación voluntaria, no casaba con los referentes de la enfermedad “destacados” por la Organización Mundial de la Salud. Se exigió que fuera más severa, menos laxa, para que la ciudadanía “cumpliera” ese mandato nacional.

En Guanajuato, el gobierno estatal siguió la directriz reproduciendo la metodología de libre albedrío; una respuesta apegada a la política más que a lo técnico. En el paquete estaban las inferencias estadísticas del subsecretario de Salud, Hugo López Gatell, lo cual “atendió” y siguió el encargado de Salud estatal, Daniel Díaz Martínez; así en el pecado se acarreó la penitencia. El país, siete meses después -fin de semana-, sumó 149 mil 164 decesos y 1 millón 800 mil contagiados; Guanajuato se ancló en 103 mil 352 infectados y 7 mil 466 decesos. Y la buena voluntad, sigue.

En estas circunstancias, el 19 de diciembre pasado el mandatario guanajuatense, Diego Sinhue Rodríguez, informó que resultó positivo a COVID-19, trance del cual ya salió. Este 24 de enero, el presidente, Andrés Manuel López Obrador, también por las redes socializó: “Estoy contagiado de COVID-19. Los síntomas son leves, pero ya estoy en tratamiento médico”. Dijo que saldrá adelante y que la titular de Gobernación, Olga Sánchez, atendería las mañaneras.

En Guanajuato, el Comité Estatal para la Seguridad en Salud (CESSA) anunció el reforzamiento de las medidas de prevención para evitarse más contagios; se espera la respuesta positiva de la gente.

2.- Violencia sin reacción gubernamental

Álvar Cabeza de Vaca

La primera impresión que provocan a guanajuatenses y visitantes las numerarías por la inseguridad y la pandemia de COVID-19, es que se “vive” entre dos fuegos debido a los totales de asesinados y decesos. Al momento, el Estado mexicano no ha presentado estrategias en salud y seguridad pública para enfrentar y superar los graves problemas.

La semana pasada hubo una reunión de alto nivel entre el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo y la secretaria de Seguridad federal, Rosa Icela Rodríguez para atender los excesos de violencia que tienen al estado en primer lugar nacional de homicidios dolosos. Lo acordado en la sesión no ha se informado plenamente, ni tampoco se refleja en los operativos, la violencia y asesinatos, incluso los masivos, continúan. Enero del 2021 es similar a otros meses del 2020.

Es posible que los últimos hechos en la región Laja-Bajío o en las ciudades de León e Irapuato se atribuyan al crimen organizado y “sirvan” al secretario de Seguridad, Álvar Cabeza de Vaca, para el “recuento” de seguidores en redes sociales. Quizá lo más sobresaliente del nivel de inseguridad es la carencia del trabajo de inteligencia; amén de que, en Guanajuato, la participación de las fuerzas armadas tampoco se ha materializado.

3.- El prianista

Roberto Vallejo Rábago

Será el 7 de febrero cuando los priistas tengan listos a sus candidatos para 14 de los 15 distritos electorales federales existentes en el estado de Guanajuato. Este fin de semana acudieron a registrarse al órgano auxiliar de la Comisión Nacional de Procesos Internos aquellos que ya fueron bendecidos por el CEN, de manera tal que no haya brincos, para un proceso donde los tricolores van por un par de triunfos, siendo el distrito 7, con cabecera en San Francisco del Rincón, de las mayores posibilidades, postulando a la diputada local, Guadalupe Guerrero.

En León, causó sopresa que el distrito 11 sea para quien consideran un “empanizado”, Roberto Vallejo, recordándose que como diputado local fraguó aquel golpe contra su entonces coordinador y hoy aspirante a la alcaldía de Celaya, Javier Contreras, hecho evidente en un video del diputado Guillermo Romo, con diálogos de “El Padrino”. De ahí, precisan, Vallejo “subió al ladrillito” de la delegación de la SCT, para luego distanciarse del PRI y aterrizar como director de Movilidad en la SICOM del gobierno del estado, un cargo no apto para tricolores. Se preguntan si esta vez sí hará campaña.

Por cierto, Morena, que ha estado alimentándose de las deserciones priistas en las últimas semanas, lanzará esta misma semana su convocatoria para aquellos que vayan por candidaturas. Los interesados deberán tener los documentos listos, pues habrá poco tiempo para el proceso interno, vía encuestas. Para el Día del Amor el rojo marrón, es probable, tendrá listo el cuadro al bate.

De la Valija. Rostros de la pandemia

En San Miguel de Allende, el alcalde Luis Alberto Villarreal García, en un golpe de audacia, anunció el finiquito de la deuda pública municipal. En este momento de crisis, la estrategia del edil ha sido la de liberar a la ciudad de su costo financiero -capital, intereses y gastos-, para poder contar con todos los recursos dirigidos a la atención de la pandemia de COVID-19 y la reactivación económica. El plan se trazó hace 7 meses y ahora, con el ahorro, se podrá gastar más en lo prioritario.

En Salamanca, la tragedia llegó a la Casa Municipal. Este fin de semana se notificó del deceso de Alfredo, hermano de la alcaldesa Beatriz Hernández Cruz. Vaya nuestra solidaridad y condolencias en este difícil momento para ella y su familia.

CONTRA RETRATO

Tatiana Clouthier Carrillo

La preocupación manifiesta en Guanajuato por el derrumbe de la economía en 2020, con la pérdida de casi 40 mil empleos formales respecto de 2019, en gran medida por la depresión provocada por la pandemia de COVID-19, la comparte casi todo el país, por lo que su llegada como nueva responsable de la conducción económica nacional debe ofrecer resultados a partir de consensos y no disensos con la planta productiva.

Tatiana Clouthier Carrillo, de Economía del Gobierno de México, ha presentado al empresariado del país su receta para impulsar la reactivación económica, pero ha dejado qué desear. Sigue sin atenderse una lógica ajena a la gran empresa, pero que permea en la mayor parte de los negocios de México, hay una severa descapitalización y la capacidad de endeudamiento es nula, por lo que plantear como única vía de apoyo la apertura de más créditos, ante la incertidumbre de la duración de la pandemia, resulta más de lo mismo.

Su aislamiento, producto de haber estado cerca del presidente de México, ya contagiado de COVID-19, le representa un momento para atender las observaciones de la iniciativa privada a su plan de reactivación. Hace falta que el gobierno federal haga a un lado sus prejuicios sobre el sector productivo y genere condiciones de ajuste que evite más quiebras, deudas y el desempleo, que lacera a las familias.