Opinión Yerbamala

1.- Nuevos efectos de la pandemia

Miriam E. Veras Godoy

A la tragedia generada con la pandemia, los gobiernos de las dos principales ciudades del estado, León e Irapuato, han determinado llamar la atención de sus pobladores sobre los efectos causados por la enfermedad sobre el sistema hospitalario en estas plazas, la saturación para crear conciencia en sus gobernados. Sin embargo, lo no revelado es el efecto fatal que está generando la COVID-19, son contagios y decesos de más de un miembro de familia.

Los totales acumulados de la enfermedad antes del cierre de semana, reflejan un problema que está saliendo de las manos de gobiernos y sociedad. De acuerdo con la Secretaría de Salud local a cargo de Daniel Díaz Martínez, son ya más de 96 mil contagios confirmados y 6 mil 791 muertes. La Federación comunicó que sumó más de un millón 642 mil contagiados y casi 141 mil personas muertas. Así inicia y la semana y hasta el momento ambos órdenes no han anunciado que nuevas medidas se implementarán.

A la fiebre de la aplicación de vacunas en el orden nacional, aparecieron varias imágenes de un grupo de personas que no debieron vacunarse, afectándose sensiblemente la prioridad del programa. Se llamó a esa actuación el “agandalle”, porque se aplicaron a “servidores de la nación” -personal de la Secretaría del Bienestar- en al menos tres entidades, Guanajuato incluido. Esa acción hizo cambiar de respuesta al zar anti-COVID-19, Hugo López-Gattel, quien primero pidió pruebas del asunto y posteriormente reculó al decir que estaba calculado.

Pero el “agandalle” tomó fuerza en los medios de información y en las “benditas” redes sociales. En aparente reacción al tema, Miriam E. Veras Godoy, jefa del Programa de Vacunación Universal en México, que participó en el diseño del esquema de vacunación contra el COVID-19, renunció intempestivamente al cargo.

2.- Pandemia y mediocridad

Luis Felipe Guerrero Agripino

La crisis de salud que vive Guanajuato ha llevado a la universidad pública estatal ha determinar que todo el semestre enero-junio de 2021 deberá ser en condiciones de virtualidad, tanto en educación superior como en el nivel medio superior. No se expondrá a los estudiantes ni maestros. También será necesario reajustar tareas en la investigación y en la divulgación científico, la difusión cultural y el orden administrativo.

Sin embargo, en Universidad de Guanajuato (UG), a cargo del rector general Luis Felipe Guerrero Agripino, ante esta disposición anunciada el pasado jueves, han surgido dudas y preocupaciones, pues hay trámites administrativos en ciernes por el cambio de semestre y en algunos casos la condición de virtualidad resulta insuficiente para resolverlas. Se ha

dispuesto que no haya ingreso a las instalaciones salvo necesidad extrema y cuidándose las medidas de prevención sanitaria. Pero hasta ahí. Maestros y alumnos, científicos y administrativos tienen preocupación por sus trámites en la Secretaría Académica. Es necesario, afirman, la emisión de disposiciones más claras y que no cercenen derechos a los universitarios. Andan en el limbo hasta títulos.

Mientras esto sucede, también corre en la comunidad de La Colmena una serie de valoraciones sobre el incumplimiento que se ha venido dando en muchos de los objetivos del Plan de Desarrollo Institucional (PLADI) de la UG, como la reducción en la década pasada de doctorados, publicaciones científicas y otros aspectos, mientras que para la actual década se limitó la participación de los universitarios en su confección, hay opacidad y sobre todo, más allá de la pandemia, se observa mediocridad en lo proyectado por la rectoría de Guerrero Agripino. Piden cuentas los universitarios.

3.- Cultura de donación

Rodrigo López Falcon

El año 2020 no sólo trajo un balance de dolor e incertidumbre a los guanajuatenses, también ofrece aspectos de la nobleza de nuestra gente. De acuerdo con datos del Centro Nacional de Trasplantes (CENATRA), que dirige Rodrigo López Falcony, Guanajuato se ubicó, entre las entidades federativas, en el segundo lugar en cuanto a donación de órganos concretados por muertes encefálicas, sólo debajo de la Ciudad de México.

Si bien el dato podría tomarse sesgado por el hecho de que en 2020 las operaciones de trasplante quedaron canceladas por motivo de la pandemia de COVID-19, lo cierto es que la noticia resalta el incremento de responsabilidad entre la población en cuanto a la donación de órganos. Cada año aumenta el número de guanajuatenses que dan vida luego de su muerte.

La tarea de la Secretaría de Salud de Guanajuato, difusora del logro, es fortalecer esta cultura solidaria en la población y sostener la posición.

De la Valija. Restarle valor a la prevención

Para poder bajar la incidencia delictiva se requiere de la aplicación de medidas de prevención y reorientar las acciones hacia la ciudadanía. Lo cual significa crear condiciones para la cohesión social y fomento a la cultura, la promoción de la paz en las ciudades. Es primordial que las autoridades conciban la tarea de prevenir como plan general y no sólo eventos para cubrir el mandato legal. Por eso extraña que el proyecto estatal de prevención 2021 contenga tres planes en los que se aplicarán, apenas, 11 millones de pesos ante el grave problema de inseguridad.

Con base a señalamientos de la Federación, en la entidad el principal factor que genera la violencia y la causa de los homicidios dolosos es la “descomposición social”; en ese sentido la tarea deberá ser amplia, donde la administración estatal, que dirige Diego Sinhue Rodríguez, tiene que aplicarse más; revisar la hipótesis federal y de paso vigilar que el titular de Seguridad Pública, Álvar Cabeza de Vaca, supere las prácticas del pasado para encarar las graves cuestiones del presente.

Contra Retrato

Gloria Guevara Manzo

Entre las áreas que deben cuidarse ante los efectos directos de la pandemia, además de la salud, está la economía. En este ramo la gran “industria sin chimeneas”, el turismo, que venía afianzándose como sector estratégico nacional, en 2020 se ancló por las limitaciones impuesta por la COVID-19 y, debido a la “inmovilidad”, representa uno de los más grandes desafíos de reactivación para retornar a los números de 2019.

Gloria Guevara Manzo, presidenta del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC), inserta en el debate sobre el futuro del sector, uno de los “motores de la economía, que en 2021 será necesario no repetir los errores del 2020, para una recuperación de libertad y movilidad de forma segura y responsable.

Comentó que el año pasado será el peor en la historia para el sector turístico, pues se perdieron empleos y hubo muchas afectaciones. Por ello, Guevara Manzo, apremió el trabajo en conjunto; empresas y gobiernos en los tres órdenes, cuando en Guanajuato se busca fortalecer el turismo de negocios.

Otras noticias